Cuomo recibió $64 mil en donaciones políticas de Trump y no piensa devolverlos

El gobernador disfrutó las contribuciones entre 2001 y 2009
Cuomo recibió $64 mil en donaciones políticas de Trump y no piensa devolverlos
El gobernador de NY promete seguir criticando a Trump
Foto: Archivo

El gobernador en búsqueda de la reelección Andrew Cuomo dijo que no devolverá los $64 mil dólares que recibió en donaciones en campañas de parte de Donald Trump antes de su llegada a la Casa Blanca.

“No, en absoluto. Voy a ser profundamente crítico con él y mantener las contribuciones”, dijo ayer Cuomo al cierre de un evento en Brooklyn, citado por New York Post.

Cuomo recibió las contribuciones entre 2001 y 2009. Primero se postuló sin ganar para gobernador en 2002 y luego fue procurador general del estado en 2009. Finalmente llegó a la gobernación en 2011.

“Andrew Cuomo tomará donaciones de cualquier persona. Todos, desde Koch Brothers hasta compañías de combustibles fósiles, han contribuido, por lo que no nos sorprendió descubrir que Donald Trump ha donado $64,000 a Cuomo”, dijo la candidata independiente Cynthia Nixon en un discurso de recaudación de fondos a sus seguidores.

Trump era un donante bipartidista, siendo un hombre de negocios de bienes raíces y presentador de televisión antes de ser elegido presidente por los republicanos en 2016.

El gobernador, quien busca un tercer mandato como su padre Mario Cuomo (1983-1994), ha sido muy crítico con Trump en temas que van desde la reforma fiscal a la inmigración y el medio ambiente.

Los vínculos de Cuomo con Trump en realidad se remontan a los años ochenta. Trump contrató la firma de abogados para la cual trabajaba el actual gobernador -Weiss, Blutrich, Falcone & Miller-, cuando su padre ejercía el cargo.

“Esto no es más que una distracción barata de una campaña que necesita aire. Ningún gobernador ha peleado más en contra de Donald Trump que el gobernador Cuomo. De hecho, Trump consideró postularse contra el gobernador en 2014”, dijo Abby Fashouer, la portavoz de la campaña de Cuomo, en respuesta a las críticas de Nixon.