Confirman primera muerte por brote de Legionario en Washington Heights

El Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York confirmó que el número de personas afectadas por el brote de la bacteria de la Legionella subió a 18 y siete permanecen hospitalizadas
Confirman primera muerte por brote de Legionario en Washington Heights
Anualmente, un promedio de 200 a 400 casos de la enfermedad de Legionario son diagnosticados en la ciudad.
Foto: Shutterstock

El Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York (DOHMH) informó este martes que una persona murió debido al brote de la enfermedad del Legionario que está afectando al vecindario de Washington Heights.

El doctor Demetre Daskalakis, comisionado adjunto de Control de Enfermedades del DOHMH, confirmó a este diario el fallecimiento de un paciente mayor de 50 años y dijo que el número de personas afectadas por esta enfermedad respiratoria había aumentado.

“Tenemos ahora 18 casos confirmados por este brote del Legionario, dos de esos casos fueron confirmados hoy mismo y de esas 18 personas una perdió la vida. De todas las personas que fueron diagnosticadas nueve fueron dadas de alta del hospital y siete permanecen hospitalizadas; una fue tratada de manera ambulatoria porque se encontraba saludable”, dijo Daskalakis.

Aunque no se dio información específica sobre la identidad de los pacientes, para proteger su privacidad, se dijo que se trata de personas con edades promedios entre los 50 y los 80 años.

“Las personas afectadas viven en la parte baja de Washington Heights y la parte alta de Hamilton Heights. No podemos decir cuál es su raza o etnicidad pero todas son mayores de 50 años”, aseguró Daskalakis .

El comisionado tampoco dio información sobre el lugar exacto donde ocurrió el brote, sin embargo aseguró que “hay múltiples edificios afectados” y que por lo menos 20 torres de enfriamiento han sido investigadas y desinfectadas por el DOHMH.

El Legionario es una enfermedad respiratoria –como una neumonía–, que es causada por la bacteria de la Legionella que crece en agua tibia, por lo general en torres de enfriamiento y la misma se transmite a los humanos al respirar el vapor con microscópicas gotas de agua que contienen la bacteria. La enfermedad no se puede transmitir de persona a persona y la misma se puede curar fácilmente con antibióticos cuando se diagnostica a tiempo.

El doctor Daskalakis reiteró el llamado a los neoyorquinos para que visiten a un médico si se sienten enfermos, especialmente aquellos que viven cerca del sector donde ocurrió el brote. “Lo más importante es que la persona vaya a buscar ayuda médica de inmediato si no se siente bien, o si presentan síntomas como los de la gripe, como tos, fiebre, fatiga y diarrea”.

“En estos momentos hay personal del Departamento de Salud entregando información en español en el área para que la gente se entere de lo que está ocurriendo en su vecindario”, dijo Daskalakis.

Anualmente, un promedio de 200 a 400 casos de la enfermedad de Legionario son diagnosticados en la ciudad. En abril de este año una persona murió y varias se enfermaron por un brote en el complejo residencial de Co-op City en el condado de El Bronx. Sin embargo, el brote más grande en la historia de la Gran Manzana se registró en el verano del 2015 cuando 12 personas murieron y por lo menos 438 fueron contagiadas en la zona sur de El Bronx.