10 niños brasileños siguen separados de sus padres en Estados Unidos

El gigante suramericano reclamó al gobierno de Estados Unidos por su política con las familias de inmigrantes

10 niños brasileños siguen separados de sus padres en Estados Unidos
Más de 2 mil niños fueron separados de sus padres detenidos en la frontera este año. Getty Images
Foto: Getty Images

El país más grande de América Latina sigue de cerca los procesos de 10 menores separados de sus familias en Estados Unidos.

Diez niños brasileños permanecen en albergues después de que cruzaran ilegalmente la frontera de ese país.

A algunas horas de finalizar el plazo que ordenó un juez de California para que la Administración de Donald Trump entregue a 2,551 menores de edades entre 5 y 18 años, cuatro de los niños brasileños aún están en centros de Chicago y, otros seis, de Houston, según señaló la Cancillería brasileña en un comunicado.

En la nota, el Gobierno informó además que 39 menores ya fueron reunidos con sus familias en las últimas dos semanas, y añadió que hay “varios otros” procesos administrativos que se encuentran en “fase de finalización”.

“Los agentes consulares mantienen sus visitas regulares a los abrigos, con contactos con cada uno de los menores, para asegurar que están recibiendo los cuidados debidos”, expresó la Cancillería.

También señaló que ha notificado al Gobierno estadounidense, “en distintos momentos, su firme desagrado con una práctica que considera cruel y en franca violación de instrumentos internacionales de protección a los derechos de los niños”.

Sin embargo, la institución destacó que le “escapa al Gobierno brasileño” la competencia de “obligar niños y familiares que regresen a Brasil”.

“La mayoría expresiva manifiesta el interés de permanecer en Estados Unidos, aunque eso signifique que tengan que aguardar la decisión de las autoridades locales”, explicó la Cancillería.

En abril, el Gobierno de Estados Unidos puso en marcha su política de “tolerancia cero” hacia la entrada ilegal de inmigrantes al país, lo que generó una crisis y provocó duras críticas de diversas organizaciones de derechos civiles.

A finales de junio, el juez Dana Sabraw, de San Diego (California), ordenó a la gestión de Trump que entregue antes de que finalice el jueves 26 de julio a 2,551 menores de edades entre 5 y 18 años, lista acortada por el Gobierno a 1.634 menores, que son los que considera “elegibles” para la reagrupación familia.

De esos 1,634 menores, 1,012 ya han sido entregados a sus padres, según fuentes oficiales.