Abuelos mexicanos hablan tras 19 días detenidos por ‘La Migra’

Concepción y Margarito Silva esperan poder quedarse en Brooklyn con su familia y aquí pelear por su caso en la corte de inmigración

Recuperándose de 19 días de detención y listos para enfrentar una batalla legal que les permita permanecer legalmente en el país, Concepción y Margarito Silva se reunieron este jueves con familiares y amigos en Brooklyn, con el fin de agradecer el apoyo que recibieron para pagar la fianza de $20,000, que lograron reunir gracias al apoyo de la comunidad.

“No me siento bien, no me siento bien”, fueron las palabras que resonaron en medio de una rueda de prensa que la familia Silva ofreció en la Iglesia St. Rose of Lima en Parkville. Los abuelos, visiblemente afectados y en medio de lágrimas, agradecieron la ayuda pero sin dar muchos detalles de su situación, asegurando que más adelante podrán compartir más acerca de la experiencia que vivieron en un centro de detención de ICE en Batavia, Nueva York.

Concepción y Margarito Silva se reunieron con vecinos y familiares en Brooklyn, tras 19 días detenidos por ICE.

“No piensen que soy grosero, pero no me siento bien. Será más adelante que yo les de más detalles”, dijo Margarito Silva, de 59 años, quien, junto a su esposa fue detenido el pasado 4 de julio cuando pretendían visitar a su hija y yerno en la base militar Fort Drum.

Concepción Silva, de 49 años, no dio detalles de sus días detenidas, pero aseguró que le “dolió mucho esta experiencia”, sobre todo el estar lejos de su familia.

“Este ha sido el primer año que no pude estar en el cumpleaños de mi hijo“, dijo la mujer, que recordó que dos semanas antes de ser detenida había sido operada del corazón. “El primer día no me dieron mi medicina. Pese a que les expliqué mi condición, no me escucharon”.

Ella aprovechó la visita de los reporteros para enviar un mensaje y hacer una petición: “Tomen en cuenta que nosotros no tenemos ningún récord [criminal], que somos personas queridas por mucha gente y hay mucha comunidad que nos apoya”.

Perla Silva, una de las hijas de la pareja y quien ha sido la imagen de la lucha por lograr la liberación de sus padres, asistió junto a su hija, quien aseguró es como una hija para su abuelo Margarito.

“Mi hija y yo necesitamos a mis padres aquí con nosotros y seguiremos luchando para que se queden. No descansaremos“, indicó la joven de 26 años. “Si cualquier cosa le pasa a mis padres, no vamos a poder seguir adelante porque ellos son lo único que tenemos”.

La familia no dio detalles del proceso legal ni el estatus migratorio en el que se encuentra la pareja, pero representantes de Make The Road New York (MRNY), aseguraron que Concepción y Margarito aún no tienen establecida una fecha para presentarse en corte de inmigración, pero están preparándose buscando un abogado que les pueda asesorar.

Daniel Altschuler, de MRNY, aseguró que la pareja tiene la opción de permanecer junto a su familia en Brooklyn durante el tiempo del proceso.

“Una opción es pedir que se mueva la jurisdicción del caso a la ciudad de Nueva York para que permanezcan juntos”, apuntó Altschuler. “De lograrlo, la visita a la corte sería aquí”.

Compromiso comunitario

Pese a que Concepción y Margarito Silva llegaron a su casa el martes a las 4 de la mañana, luego de ser trasladados desde el norte del estado de Nueva York, el matrimonio se unió a otro grupo de inmigrantes de MRNY para protestar por la separación familiar en la frontera.

“Estoy muy orgullosa de mis papás”, dijo Perla. “Llegaron el martes a las 4 de la mañana y ayer decidieron levantarse a las 5 de la mañana para salir a protestar”.

Perla Silva, junto a su hija.

Sin embargo, Perla relató un momento angustioso vivido por su padre en medio de la protesta. “Ayer eligieron ir a representar a las familias que están pasando por lo mismo, pero algo pasó. Mi papá se detuvo cuando vio a la Policía. Tuvo que parar por un momento”, dijo la joven. “Nunca los había visto así. Mis padres no está igual. Nunca los había visto así”.