El fútbol es la única vergüenza del deporte mexicano en Juegos Centroamericanos

México domina la tabla de medallas con atletas que cuentan con menos apoyo

El fútbol es la única vergüenza del deporte mexicano en Juegos Centroamericanos
México empató con Haiti y fue eliminado. Agencia Reforma.
Foto: Agencia Reforma

El fracaso de la selección sub-21 de fútbol es la única mancha del deporte mexicano en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018.

El Tri no pasó la fase de grupos del torneo de fútbol al sumar un solo punto. México perdió con Venezuela y El Salvador en los dos primeros partidos, y en la última jornada apenas empató 1-1 con Haiti.

La presentación deja mucho que pensar sobre el manejo del fútbol mexicano en comparación con otros deportes. México es amplio dominador del tablero de medallas con 181 preseas, 73 de ellas de oro. Analistas han recordado que la inversión y respaldo político en otras disciplinas deportivas es mucho menor a la que tiene el balompié mexicano.

“No es posible que en una disciplina como el fútbol, que, es la principal del país, a la que se le da todo el apoyo, se quede eliminada en fase de grupos, y que los deportistas que no se les apoye, estén dando la cara”, escribió André Marín, comentarista de Fox Deportes en su Facebook.  “Es momento de replantear el deporte en nuestro país. Muchos de estos deportistas no tienen ningún tipo de apoyo, algunos consiguen sus recursos para poder competir. Hoy han demostrado que tienen el talento y la capacidad”.

Las explicación del DT

Marco Antonio Ruiz, técnico del Tri Sub 21, aseguró que muchos factores trajeron como consecuencia esta pobre actuación.

“Cuando sí se tiene el tiempo y los jugadores para trabajar y cuando no. Todo es consecuencia de algo, es difícil conseguir el funcionamiento colectivo cuando no se tiene el tiempo necesario, pero yo acepté las condiciones y dije que me iba a adaptar”, explicó Ruiz.

“A hacer mi mayor esfuerzo y a que íbamos a buscar ser protagonistas, desgraciadamente no nos alcanzó”.

El entrenador del representativo mexicano que buscaba refrendar el oro conseguido hace 4 años pudo trabajar con grupo completo apenas una semana antes de viajar a Colombia para estrenarse a los pocos días ante Venezuela.

Además, tuvo que realizar ajustes de su plantel pues al menos 6 elementos no fueron prestados por los clubes mexicano ante el arranque del Apertura 2018 de la Liga MX.

El “Chima” comentó que deja su futuro en manos de Selecciones Nacionales.

“Eso habría que preguntárselos a ellos, yo no puedo meterme en la cabeza de ellos ni puedo externar opiniones. Yo trabajo en Selecciones Nacionales y me encomendaron una tarea, traté de hacer lo mejor con lo que tenía”, apuntó.

Quizá es tiempo de apoyar más a los atletas de otros deportes y abandonar a las selecciones de fútbol. Puede ser la fórmula para que vuelva el hambre de gloria.

Con información de Agencia Reforma.