El polémico plan migratorio entre México y EEUU para retener a centroamericanos

Afirman que Enrique Peña Nieto negocia con la Administración Trump, ¿sabe AMLO?
El polémico plan migratorio entre México y EEUU para retener a centroamericanos
Enrique Peña Nieto, Donald Trump y Andrés Manuel López Obrador.
Foto: EFE / Getty Images

El gobierno del presidente Donald Trump impulsa un plan conocido como Tercer País Seguro (TPS) para que México detenga a inmigrantes centroamericanos que pretenden cruzar la frontera a los Estados Unidos.

El proyecto dado a conocer por la revista Proceso ha desatado polémica, ya que se negocia con toda discreción a fin de concretarlo en agosto, antes de que concluya el gobierno de Enrique Peña Nieto, por lo que la administración de Andrés Manuel López Obrador tendría que honrarlo.

Sin embargo, según en una entrevista con el diario El País, el sacerdote Alejandro Solalinde, quien ha funcionado como asesor de López Obrador en asuntos migratorios, dejó entrever una idea similar, pero no queda claro si la administración entrante en México podría estar de acuerdo con la negociación actual.

“Con el TPS todos los extranjeros no mexicanos solicitantes de asilo en Estados Unidos no podrían acercarse a la frontera sur de la Unión Americana, pues el requisito irrevocable para hacerlo es que primero pidan el asilo en México”, publicó la revista Proceso, que tuvo acceso a documentos y consultó a un alto funcionario de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) mexicana.

Si a los centroamericanos no se les concede el asilo en México serían deportados desde ahí.

A cambio de este servicio del gobierno de Peña Nieto, (el gobierno del presidente) Trump destinaría más de $800 millones de dólares para cubrir los costos de lo que implica convertir a México en su filtro migratorio y hacer a los agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) una especie de subalternos de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos”, afirma la revista.

El alto funcionario consultado por Proceso, quien se mantuvo el anonimato para evitar represalias del secretario Luis Videgaray, indicó que la decisión podría tener altos “costos humanitarios y políticos”.

En tanto, Solalinde describió un sistema similar a El País cuyo reportero hizo una pregunta específica sobre el plan migratorio de López Obrador y su postura ante el presidente Trump.

“Nuestra propuesta es que México les va a dar refugio, trabajo, documentación, trabajo y posibilidad de educación y salud. Por ello se recibiría un dinero que se destinaría a atenderlos y paralelamente a un plan regional de desarrollo que va desde Panamá al Río Bravo (en la frontera con EEUU), apuntó.