Asociación de Bodegueros defiende derecho al trabajo del local donde atacaron a Junior

Defienden a Modesto Cruz, alegando que lo que pasó le puede suceder a cualquier comerciante
Asociación de Bodegueros defiende derecho al trabajo del local donde atacaron a Junior
Ofrendas en memoria de Guzmán-Feliz plenaron varios días el frente de la bogeda
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

“El nuevo dueño de la bodega tiene el derecho (a abrir su negocio), al igual que el señor Cruz a vender su bodega. Ha sido una bodega por mucho tiempo”, aseguró Francisco Marte, a nombre de la Asociación de Bodegueros de Nueva York.

Se refiere a los rumores de que la tienda desde donde Lesandro “Junior” Guzmán-Feliz fue arrastrado para ser asesinado en la acera, supuestamente reabrirá, pues habría sido vendida por su dueño, Modesto Cruz, quien la cerró a raíz del fatal incidente del 20 de junio.

Hay quienes aseguran que la venta es ficticia y sólo pretende eliminar la presión sobre su propietario, según NY1 Noticias. Dicen que la transacción se concretó por $450 mil dólares y que los nuevos propietarios pensaron bautizar el negocio con el nombre de la joven víctima, como va a suceder con una calle en la zona.

“¿Cuál empresario va a comprar un negocio de tanto dinero sabiendo que la comunidad no lo quiere, que la comunidad está en contra de ese negocio. Entonces eso parece como un intercambio entre familiares para seguir operando?”, afirmó David Estrella, activista vecinal.

Pero según el representante de la Asociación de Bodegueros, “ese alegato es parte de la conjura de algunos activistas que quieren ese local para hacerlo un santuario y ellos crear organizaciones sin fines de lucro o para ellos (hacer) dinero”.

Mientras, prevalecen las opiniones en contra entre los vecinos y anuncian una concentración de boicot este lunes con el apoyo de la familia de la víctima.

“Yo vivo aquí en ese edificio y yo nunca voy a entrar a esta tienda en mi vida”, comentó uno. Otro dice que allí debería abrirse un sitio comunal, sin fines de lucro, para la orientación de los jóvenes, pues los 12 detenidos por el caso son supuestos pandilleros.

Varios bodegueros han comentado que lo que le pasó al dueño de este establecimiento le puede suceder a cualquier comerciante de la ciudad, y que además es un generador de empleos en la zona.

Tras el asesinato, Cruz aseguró reiteradamante que hizo lo que pudo y mostró un video donde según él le ofreció ayuda al joven. Desde entonces no ha vuelto a declarar a la prensa.

Alrededor de la web