Sessions promete defender desmantelamiento de DACA

Tres tribunales han ordenado restablecer DACA, pero Texas lidera una demanda colectiva de siete estados conservadores para volver a suspenderlo. El asunto podría llegar hasta el Tribunal Supremo
Sessions promete defender desmantelamiento de DACA
Hannen aprueba suspender DACA, su dictamen chocaría con los de los otros tres jueces federales

WASHINGTON— El fiscal general, Jeff Sessions, condenó enérgicamente este lunes la orden de un federal para restablecer por completo DACA para el próximo 23 de agosto, y prometió recurrir a “toda medida legal” para defender el desmantelamiento del programa migratorio que ha protegido de la deportación a los Dreamers .

El viernes pasado, el juez federal en la capital estadounidense, John Bates, ordenó a la Administración restablecer el programa de “acción diferida” (DACA) de 2012, al señalar que el gobierno no ha ofrecido una justificación razonable para su desmantelamiento.

Bates dio un plazo de 20 días a la Administración, hasta el próximo 23 de agosto, para responder a su orden judicial, ya sea que lo acepte y restablezca DACA –incluso para nuevas solicitudes-, o presente una apelación.

En abril pasado, el juez federal, designado por el entonces presidente republicano, George W. Bush, había dado un plazo de 90 días para que la Administración Trump ofreciera una “explicación coherente” sobre su anulación de DACA.

En una declaración escrita, Sessions insistió en que la Administración actuó dentro de su autoridad legal para anular DACA, y que el Departamento de Justicia “tomará toda medida legal para reivindicar la anulación legal de DACA por parte del Departamento de Seguridad Nacional” (DHS).

Sessions repitió el argumento de su agencia de que la Administración Obama violó su obligación de hacer cumplir las leyes migratoria al establecer DACA, y que esa acción expuso al programa a los mismos retos legales que otro, conocido por su sigla en inglés como DAPA, pensado para adultos con hijos residentes legales o ciudadanos.

DAPA fue frenado por el Quinto Circuito de Apelaciones, en Brownsville (Texas),  por una demanda colectiva de varios estados conservadores liderados por Texas.

“Tanto la Administración Trump como este Departamento de Justicia continuarán defendiendo agresivamente la autoridad legal y obligación del Ejecutivo de asegurar un sistema de inmigración legal para nuestro país”, puntualizó Sessions.

Su declaración abre así la puerta a una prolongada batalla legal sobre DACA, que podría llegar hasta el Tribunal Supremo.

Desde su puesta en marcha en agosto de 2012, DACA ha protegido de la deportación a cerca de 800,000 jóvenes indocumentados.

El número de jóvenes ahora amparados al programa es menor, de alrededor de 690,000, debido a que muchos ajustaron su estatus migratorio, no renovaron sus permisos o les fue revocado, según la Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS).

Por órdenes del presidente Donald Trump, Sessions anunció el desmantelamiento de DACA en septiembre de 2017, dejando en limbo a cerca de 800,000 jóvenes indocumentados.

Trump, que ganó la presidencia con promesas de “mano dura” contra los inmigrantes indocumentados y de eliminar DACA, había prometido posteriormente a los Dreamers una “solución con corazón”.

También dio plazo al Congreso a que encontrara una solución permanente para el pasado 5 de marzo, pero la fecha pasó sin que los demócratas y republicanos se pusieran de acuerdo.

Mientras tanto, otros dos tribunales federales, uno en California y otro en Nueva York, ordenaron el restablecimiento del programa en enero y febrero pasados, respectivamente.

De los tres jueces federales que se han pronunciado a favor de restablecer DACA, el de Bates es el único que exige además su reactivación incluso para nuevas solicitudes, no sólo la renovación de permisos vigentes.

Ante la negativa de la Administración Trump de defender DACA en otro caso separado –Texas lideró en mayo pasado una demanda colectiva de siete estados-, la organización MALDEF representará a 22 beneficiarios del programa en una audiencia en Houston el miércoles próximo.

La audiencia estará presidida por el juez federal, Andrew Hannen, quien en el pasado ha mostrado inclinación hacia los demandantes, que exigen la suspensión de la renovación de permisos bajo DACA mientras se resuelve el litigio.

Durante una conferencia telefónica hoy con periodistas, activistas de grupos pro-inmigrantes, incluyendo el presidente de MALDEF, Tom Sáenz, dijeron desconocer cuándo Hannen hará un dictamen final en ese caso.

Si, como está previsto, Hannen aprueba suspender DACA, su dictamen chocaría con los de los otros tres jueces federales, allanando el camino a que el asunto vuelva al Tribunal Supremo en Washington.