Avanza proyecto para dar de baja la prisión de Rikers Island

Las nuevas instalaciones estarían ubicadas en El Bronx, Queens, Manhattan y Brooklyn
Avanza proyecto para dar de baja la prisión de Rikers Island
Jeff Thamkittikasem, Jefe de Gabinete del Departamento de Corrección de la Ciudad de Nueva York

Seis meses después de que el alcalde Bill de Blasio y el Concejo Municipal llegaran a un acuerdo para avanzar en el cierre de la cárcel de Rikers Island y crear un sistema de cárceles más pequeño, este miércoles la administración anunció el plan que estará basado en cuatro nuevas cárceles en la ciudad.

El megaplan, anunciado en el City Hall por varios representantes de la Alcaldía, aseguran pretende permitir que las personas en la cárcel permanezcan más cerca de sus familiares, además de poder acceder a servicios de salud, educación, visitas y actividades recreativas de alta calidad, con la finalidad, explican funcionarios, de ayudarles a reintegrarse una vez que regresen a sus comunidades.

Elizabeth Glazer, directora de la Oficina de Justicia Criminal de la Alcaldía, recordó que las cárceles son un espejo del funcionamiento del sistema de justicia y por eso este plan “tiene sentido”.

“El lanzamiento del estudio de alcance de hoy es un paso más en el camino hacia la creación del sistema de justicia más humano y más seguro posible”, apuntó Glazer. “Refleja un futuro que hemos comenzado a esbozar con muchos socios: neoyorquinos, organizaciones sin ánimo de lucro, agencias del sistema de justicia y otros”.

Glazer explicó que cada instalación tendrá aproximadamente 1,500 camas para que la Ciudad cumpla con las 6,000 camas necesarias para acomodar una población promedio diaria de 5,000 personas, además de contar con espacios relacionados para mantener la seguridad, así como servicios de salud, incluida la salud mental, entre otros factores. De acuerdo con cifras de la Alcaldía, las instalaciones existentes con sede en la ciudad solo tienen la capacidad operativa combinada para albergar a aproximadamente 2,400 personas.

De Blasio aseguró que el plan es un “gran paso” en el proceso de cierre de Rikers Island y la creación de un sistema carcelario moderno. “Ahora podemos avanzar a toda velocidad en el compromiso y la planificación de nuestras nuevas instalaciones para que podamos cerrar Rikers lo más rápido posible”, indicó el Alcalde.

De Rikers Island a los barrios

La noticia del cierre de Rikers Island llegó en 2017, cuando de Blasio anunció los planes para clausurarla. En ese momento el líder político publicó un plan en el que se incluían lineamientos para reducir la población carcelaria de 9,400 a 5.000 personas, un punto clave para lograr cumplir con la transición a un sistema carcelario local.

La Alcaldía cree que la estrategia dará resultado y basan su pronóstico en que en junio de 2017, cuando de Blasio publicó la hoja ruta, el número de neoyorquinos encarcelados ascendía a 9,400, sin embargo, un año más tarde, la población de la cárcel se ha reducido en casi un 13 por ciento a alrededor de 8,200, el nivel más bajo en más en tres décadas.

De ser aprobada la propuesta, que deberá someterse a una revisión pública del Procedimiento Uniforme de Revisión del Uso de la Tierra (ULURP), que incluye audiencias y recomendaciones de la junta local de la comunidad, el presidente del condado, el Concejo Municipal y la Comisión de Planificación de la Ciudad, los reos serían ubicados en cuatro sitios:

  • El Bronx, 320 Concord Avenue
  • Brooklyn, 275 Atlantic Avenue
  • Manhattan, 80 Center Street
  • Queens, 126-02 82nd Avenue

“Cerrar Rikers es un paso importante en una compleja serie de reformas necesarias para crear un sistema de justicia penal más justo que no penalice la raza o la pobreza”, dijo el concejal Ydanis Rodríguez, copresidente del Caucus negro, latino y asiático. “Este es un proceso del cual cada neoyorquino debe ser parte, ya que es para el beneficio de cada uno de nosotros”.

En Mott Haven, una comunidad cercana a donde sería ubicada la cárcel en El Bronx, algunos residentes no están para nada contentos con la noticia. En respuesta al anuncio del Alcalde, varias organizaciones locales anunciaron su oposición a la ubicación, y prometieron detenerla.

“Durante generaciones, las comunidades de bajos ingresos en El Bronx han tenido una parte desigual de las cargas de la ciudad de Nueva York: estaciones de transferencia de basura, instalaciones industriales, plantas de tratamiento de aguas residuales, y fueron principalmente personas de color las que llevaron la peor parte”, dijo Arline Parks, CEO del proveedor local de viviendas asequibles Diego Beekman Mutual Housing Association. “Hoy el alcalde continuó una larga e injusta tradición de cargar a los más vulnerables. Hoy, el alcalde de Blasio dio un golpe en nombre de la desigualdad y contra las personas que más necesitan su ayuda”.

De acuerdo con el anuncio, el cierre de Rikers Island debería lograrse durante los próximos 10 años, dejando el 2027 como fecha tentativa para la culminación del proceso de construcción de las nuevas instalaciones.

En cuanto al futuro de Rikers Island, la Alcaldía aseguró que será un tema que se analizará en el futuro, con el fin de que haya una planificación con la ciudadanía para su uso.

Plan de la Alcaldía:

  • Construir cuatro nuevas cárceles en El Bronx, Queens, Brooklyn y Manhattan.
  • Disminuir la población carcelaria a 5,000 personas
  • Nuevo sistema debería comenzar a funcionar en 2027