Cómo combatir las enfermedades cardíacas a través de la alimentación

Una sana alimentación mantiene el correcto funcionamiento cardiovascular en nuestro cuerpo

La Organización Mundial de Salud (OMS) considera hoy día que las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de mortalidad en el mundo. Estas enfermedades son un grupo de procesos que lleva a cabo el sistema cardiovascular del cuerpo humano, pero que al ser atrofiados pueden generar consecuencias negativas en el funcionamiento y bienestar del sistema cardiovascular.

Se presentan en el corazón teniendo como consecuencia la cardiopatía coronaria, la cual afecta los vasos sanguíneos y los músculos cardíacos. Es por esto que el estilo de vida y la nutrición que se le ofrezca al cuerpo son elementos cruciales para evitar las enfermedades cardiovasculares. ¿Cómo hacerlo? Por acá te dejaremos algunas recomendaciones.

Foto: Shutterstock

Son diversos los procesos que dentro de la alimentación influyen de manera directa en la patología cardíaca. Es importante que atiendas los siguientes:

Hipercolesterolemia

El colesterol en el cuerpo es parte natural del organismo, no obstante se vuelve peligroso cuando comienza a obstruir las vías sanguíneas y las arterias. Es por ello que debes cuidar con atención tu alimentación, anteriormente se pensaba que el huevo no era indicado para las personas que tienden a sufrir del colesterol, pero consumirlo uno o dos veces por semana ayuda a llevar a cabo los procesos naturales del cuerpo con el colesterol.

Del mismo modo se consideran importantes las grasas insaturadas: aceite de oliva virgen, aguacate, aceite de girasol, alto oleico.

Poliinsaturadas: con ácidos grasos como el pescado azul, los frutos secos, aceites de semillas.

El equilibrio del colesterol también se estímula a través del ejercicio físico.

Hipertrigliceridemia

Trata del aumento de grasas en la sangre. Si tus valores se encuentran elevados es importante que elimines el alcohol y los azucares que en exceso se transforman en grasas. Mantener un peso adecuado también te va a ayudar con éste parámetro.

Hipertensión arterial

Trata del aumento de la fuerza que requiere el corazón para hacer el impulso de la sangre a través de los vasos sanguíneos. Por encima de 140/90 mmHG es un parámetro para que le prestes atención, porque pudiera ser un derivante de sufrir hipertensión arterial.

Es crucial que mantengas un peso adecuado, que te hidrates correctamente, que evites componentes excitantes de la dieta como el café o el té. También debes considerar la ingesta de sal.

Foto: Shutterstock

Obesidad

Consiste en el aumento de la grasa corporal por encima de lo normal. Además es importante que determines donde se encuentra ubicada esta grasa, si es en la parte superior del cuerpo puede encontrarse mas relacionada con enfermedades cardiovasculares.

Es importante que reduzcas tu ingesta calórica, que te alimentes de manera equilibrada y saludable, estableciéndote hábitos más activos que promuevan el ejercicio físico. Incluso estudios indican que la obesidad se puede deber a factores genéticos.

También te recomendamos que para tu nuevo plan nutritivo incorpores:

Frutas y verduras: Es importante recordarte que estos alimentos son ricos en fibra, vitaminas, minerales, y diversos fitoquímicos los cuales tienen escaso valor calórico y de grasa.

Pescado azul: Este tipo de grasa proteíca ayuda a reducir los triglicéridos en la sangre. Hoy día se recomienda su consumo tres veces por semana.

Frutos secos: poseen un bajo contenido en grasa saturada, y uno alto de grasa mono y poliinsaturadas, posee fibra dietética, vitaminas, minerales y otros compuestos.

Cereales integrales: como el trigo, el pan, la pasta y otros derivados como avena, maíz, centeno, quinoa o arroz integral.

Aceite de oliva: investigaciones actuales afirman la reducción del riesgo de enfermedades cardiovasculares asociadas a su consumo. Se recomienda su uso tanto para aliñar como para cocinar.

Como has podido observar puedes tener el control de tu salud a  través de una alimentación adecuada y la realización de ejercicio físico oportuno. De esta manera podrás disfrutar de un estilo de vida más sano y agradable.