Tercera presidenta del Sindicato de Campesinos será una mujer inmigrante

La mexicana de nacimiento Teresa Romero sucederá como presidenta del UFW a Arturo Rodríguez, quien tomó el cargo en 1993 a la muerte de César Chávez.
Tercera presidenta del Sindicato de Campesinos será una mujer inmigrante

Una mexicana inmigrante, Teresa Romero, sucederá a Arturo Rodríguez en la presidencia del Sindicato de Campesinos (UFW) a partir de diciembre, anunciaron ambos líderes este lunes en una entrevista con La Opinión.

Romero será así la tercera presidenta del UFW en su historia y la primera inmigrante y mujer en llegar al cargo. El primer presidente fue su co-fundador y líder campesino César Chávez.  Su co-fundadora Dolores Huerta dejó formalmente la organización en 1999 para crear la Fundación Dolores Huerta y seguir su activismo en forma independiente.

La nueva líder, actualmente Secretaria-Tesorera del sindicato con un total de nueve años en la organización, dijo que para ella es “un orgullo y un honor muy grande” el haber sido seleccionada por la junta directiva del UFW para el cargo.

“Muchas personas dieron su vida por mejorar la situación de los trabajadores del campo”, dijo Romero. “Entre las cosas que pretendo está continuar la lucha por una reforma migratoria y lograr que se entienda que la del campo es una profesión que requiere experiencia y habilidad”.

Romero, de 60 años, nació en la Ciudad de México y estudió administración de empresas en Guadalajara. Inmigró a Estados Unidos cuando era una mujer joven, a principios de los años ochenta.

Antes de sumarse al UFW,  Romero administró una empresa de la construcción y una firma legal de inmigración y de casos de compensación al trabajador. Desde que se convirtió en la Secretaria-Tesorera de UFW, Romero ha supervisado la administración del sindicato, el personal, recaudación de fondos, organización en el campo, negociaciones laborales y asuntos legislativos y legales.

Rodríguez, quien tomó la presidencia en 1993 tras la muerte del líder César Chávez – tomará el cargo de presidente honorario y regresará a su nativa San Antonio, Texas, tras servir 45 años en el sindicato y 25 como presidente.

La elección de Romero fue aprobada por la Junta Nacional Ejecutiva del sindicatos tras reuniones con líderes campesinos en compañías sindicalizadas en tres estados, dijeron portavoces de la organización.

“El sindicato está en buen momento para esta transición”, dijo Rodríguez, recordando que cuando Chávez murió en 1993, “era demasiado joven, fue muy inesperado”.

La organización tuvo que “reorganizarse”, dijo Rodríguez, quien a través de sus años de liderazgos se reunió con presidentes, papas, gobernadores y celebridades pero, dijo,  siempre consideró más importante sus reuniones con campesinos y líderes sindicales locales.

Entre los avances que se lograron bajo su liderazgo , Rodríguez mencionó la nueva ley de California que entra en vigor el próximo año, garantizando el pago del tiempo extra a los campesinos tras ocho horas trabajadas.

Creo que es un logro muy significativo, ya que finalmente los trabajadores del campo recibirán lo que la mayoría de los empleados reciben en otras industrias”, indicó.

Otra ley lograda en los años de su liderazgo protege a los campesinos de la insolación en el campo, una ocurrencia común que resultó en varias muertes durante los últimos años.

Rodríguez trabajó con grupos de agricultores y líderes políticos para diseñar las cláusulas relativas a estos trabajadores para el proyecto de reforma migratoria que se aprobó en el senado federal en 2013 pero que después no se debatió en la Cámara de Representantes.

Teresa Romero. Foto proporcionada

El líder dejará el cargo el próximo 20 de diciembre y Romero lo sucederá, para luego competir por el cargo en la Convención Constitucional de UFW en 2020.

El sindicato fue co-fundado por César Chávez y Dolores Huerta en 1962.