Ex actriz de cine XXX, Jenna Jameson muestra cómo bajó 60 libras

La ex estrella del cine para adultos demostró que también es un ser humano y debió cambiar su estilo de vida para perder peso

No hace muchos años, Jena Jameson era la encarnación de las fantasías de millones de personas en el mundo, una estrella y productora de cine porno que encontró toda una nueva manera de ver el entretenimiento para adultos.

De eso hace bastante y hoy, como todo ser humano real, Jameson vivió en carne propia como su perfecto físico fue afectado por tres embarazos, problemas sicológicos, adicciones y depresión, lo que sin duda cobró factura.

La actriz aseguró en una entrevista que llegó a odiarse a sí misma y a la idea de siquiera salir de casa: “Me sentía juzgada. Percibía cómo era el centro de todas las miradas. Podía escuchar la voz interior de los otros diciendo’Mierda, Jenna Jameson se echó a perder’. Todos hacemos esto, nos preocupamos demasiado por cómo nos ven los demás.

“Pero más allá de ese pensamiento superficial sentía una profunda vergüenza. Estaba decepcionada conmigo mismay preocupada por no poder bajar de peso. Durante mi adicción, era fácil mantenerse delgada. La sobriedad y el sobrepeso son cosas nuevas para mí”.

Activa en el cine porno entre 1991 y 2011, hoy a los 44 años, decidió recomponer su vida por completo con una dieta sana, equilibrada, libre de adicciones y en total sobriedad, lo que le ha llevado a rebajar 60 libras de peso.

A través de Instagram, la luminaria comparte su nuevo estilo de vida basado en una dieta cetogénica: “Hablemos del menú. Soy una de esas personas raras que no necesita variedad a la hora de comer… Ingiero lo mismo cada mañana: tres huevos duros con queso y aguacate“.

“La comida es lo más abundante: siempre tomo ensalada de rúgula, espárragos a la plancha o calabacín acompañados de cualquier tipo de carne (por lo general, una hamburguesa o pollo también a la plancha). Cuando tengo hambre y quiero picar algo, generalmente apuesto por los frutos secos, como almendras o nueces. ¡Y eso es todo!, además mi ayuno comienza a las seis de la tarde. Bebo mucha agua hasta que me voy a dormir a las 10 de la noche”.

Además de recomendar alejarse de las comidas procesadas, Jameson explicó que lo más importante es la paciencia, ya que los resultados son realmente visibles después de cuatro meses, al menos así fue en su caso.