Roselló admite errores y confirma 2,975 muertos por huracán María en Puerto Rico


La verdad siempre saldrá a la luz.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, reconoció el martes que el huracán María causó 2,975 muertos, a su paso por la isla en septiembre de 2017.

En una conferencia de prensa Rosselló dijo que asume la responsabilidad y “acepta todas las críticas pero también voy a corregir esos errores”.

Tras trasladar su “solidaridad” a los familiares y amigos de las víctimas, dijo que ha decidido establecer la cifra oficial en 2,975 a sabiendas de que no tiene el nombre y apellidos de las víctimas y que se trata “de un estimado”, además de considerar que se tardarán meses y años en tenerlos.

A la vez, reconoció que los protocolos existentes en la isla para afrontar un huracán eran para un ciclón de categoría 1 y no de 4, como María.

Anunció además una orden ejecutiva por la que ordena crear la Comisión 9/20 que recogerá recomendaciones a partir del informe para que la isla esté mejor preparada de cara a futuros huracanes y establecerá medidas de contingencia antes futuros ciclones.

El gobernador dijo también que se creará un censo de personas más vulnerables a catástrofes naturales y la construcción de un memorial, encargado a la Universidad de Puerto Rico (UPR), en honor a las víctimas que confía sea erigido en el sureste de la isla o en las zonas montañosas donde se encuentran los municipios más afectados por el ciclón.

El estudio, encargado hace casi un año y publicado hoy, ha elevado a 2,975 personas el número de muertos entre septiembre de 2017 y febrero de 2018 como consecuencia del huracán María.

“Los resultados de este estudio sugieren que, trágicamente, el huracán María produjo un mayor número de muertes en toda la isla. Ciertos grupos -aquellos en áreas de menores ingresos y los de mayor edad- encararon los mayores riesgos”, explicó Carlos Santos-Burgoa, investigador principal del instituto Milken de Salud Pública de la Universidad de George Washington.