Senador demócrata divulga documentos confidenciales sobre Kavanaugh

Las protestas de activistas, el caos y los enfrentamientos entre demócratas y republicanos continuaron en el tercer día de audiencias para la confirmación del juez Kavanaugh
Senador demócrata divulga documentos confidenciales sobre Kavanaugh
El juez conservador, Brett Kavanaugh, ha prometido independencia jurídica, pero los demócratas no le creen. Foto: María Peña/Impremedia

WASHINGTON—El senador demócrata por Nueva Jersey, Cory Booker, divulgó este jueves varios documentos internos del Comité Judicial del Senado relacionados con el trabajo que realizó el juez conservador, Brett Kavanaugh, durante sus años como asesor en el Casa Blanca,  arriesgando incluso una posible expulsión del órgano legislativo.

Booker divulgó los documentos, antes clasificados como “confidenciales”,  en el tercer día de audiencias de confirmación de Kavanaugh para un puesto vitalicio en el Tribunal Supremo.

Los documentos están relacionados con el trabajo que realizó Kavanaugh en su paso como asesor legal de la Casa Blanca durante la presidencia de George W. Bush. Algunos incluyen correos electrónicos sobre la filosofía de Kavanaugh en torno a la discriminación racial y los programas de “acción afirmativa”, que dan trato preferencial a minorías en la educación.

“Como he dicho desde el principio, este proceso ha sido una farsa. El hecho de que decenas de miles de documentos que revelan los puntos de vista de un nominado al Tribunal Supremo se hayan clasificado como confidenciales dentro del Comité, y sin acceso al público, refleja lo absurdo de este proceso”, explicó Booker.

El público tiene derecho a acceder a los documentos… este proceso ha demostrado un nivel de secretismo y opacidad sin precedente, que socava la obligación constitucional del Senado” de examinar los nombramientos del Ejecutivo, agregó.

Booker había expresado frustración ayer porque Kavanaugh evadió contestar preguntas de la bancada demócrata sobre un amplio abanico de temas judiciales,  incluyendo si revertiría o no el dictamen “Roe v. Wade”, que legalizó el aborto en EEUU en 1973.

Aunque Kavanaugh insistió varias veces ayer de que él respetaría el “precedente” del dictamen a favor del acceso al aborto, los documentos sugieren que el juez dejaría abierta la posibilidad de eliminarlo.

Al igual que otros demócratas, Booker ya había amenazado con divulgar los documentos, describiendo su polémica decisión como un “acto de desobediencia civil” que incluso podría valerle la expulsión del Senado.

“Invito abiertamente las consecuencias de que mi equipo esté divulgando ese correo electrónico ahora”, dijo Booker, un posible precandidato presidencial para 2020 que de inmediato fue atacado por los republicanos de politizar el proceso de confirmación.

Otros líderes demócratas, entre éstos Dick Durbin, salieron en defensa de Booker cuando el senador republicano por Texas, John Cornyn, lo acusó de “violar los reglamentos del Senado” y la confidencialidad de los documentos.

El proceso de confirmación se ha caracterizado por un tenso ambiente partidista, en el que los demócratas exigieron infructuosamente la divulgación del historial completo de Kavanaugh y postergar las audiencias para dar tiempo a revisarlo en su totalidad.

Los demócratas temen que Kavanaugh, un juez federal en el Circuito de Apelaciones de Washington, éste no actúe con independencia jurídica como ha prometido ante el Comité Judicial.

Los republicanos, por su parte, han derrochado elogios sobre la obra y figura de Kavanaugh, el segundo juez conservador propuesto por el presidente Donald Trump al Tribunal Supremo, después de Neil Gorsuch.

Decenas de activistas han sido arrestados y expulsados del salón de audiencias, por intentar interrumpir la audiencia gritando consignas contra la confirmación de Kavanaugh.

Pese a la objeción de los demócratas, los republicanos tienen los votos para confirmar a Kavanaugh en el Tribunal Supremo, en reemplazo del juez Anthony Kennedy, que se jubiló el  mes pasado.

Afuera del salón varios activistas protagonizaron un acto de desobediencia civil, denunciando “un sistema corrupto” y la policía del Capitolio se alistó a esposar y arrestarlos.

Loading the player...

Alrededor de la web