Oscar Petit: De periodista de Hollywood a actor revelación en ‘Visa Para Un Sueño’

La historia nunca contada: El periodista le dio la primera oportunidad a Raúl González y hoy este último le cumple su sueño
Oscar Petit: De periodista de Hollywood a actor revelación en ‘Visa Para Un Sueño’
Oscar Petit
Foto: Cortesía Visa Para Un Sueño

A Oscar Petit lo vemos a diario en ‘El Gordo y la Flaca’ con sus exclusiva de los artistas de cine, que lo ha llevado a alcanzar el nombre de: ‘el periodista de las estrellas de Hollywood’. Sin embargo, nadie imaginó que en tan solo unas semanas se convertiría él en el actor revelación ‘Visa Para Un Sueño’.

El musical protagonizado y que cuenta la historia de Raúl González, y que se presenta en el Miracle Theatre de Miami, tiene a Petit interpretando 5 personajes, uno de ellos el de un pizzero que es el mejor amigo del actor venezolano . Lo que pocos saben es que detrás de esta biografía, también el periodista forma parte importante pero en la historia.

Sí, Oscar Petit, quien era fan de González en su Venezuela natal cuando todas las tardes lo veía en ‘Supercrópolis’, fue quien a punta de insistencia e ignorando los ‘no’ de sus jefes, consiguió que le dieran la primera oportunidad a Raúl en ‘Despierta América’, el programa de las mañanas de Univision del que el actor, animador y empresario formó parte durante 12 años, y al que hoy está de regreso.

A continuación y en exclusiva, la historia completa que pocos conocen.

Oscar Petti y Raúl González

 

Pregunta: Eres para muchos el actor revelación de ‘Visa Para Un Sueño’, ¿cómo te sientes?
Oscar Petit: Me siento súper emocionado, cumpliendo mi sueño. Hace 13 años, cuando Raúl hizo ‘Visa Para Un Sueño’, yo me emocioné muchísimo porque tenía todo lo que debe tener una obra. Le veía y lloraba, no solo porque representaba la vida de él, sino porque fui parte de ese proceso. Yo lo ayudé a entrar en Univision. Como que eran muchas emociones juntas y ver una propuesta laboral tan interesante, como ya estaba acostumbrado en Venezuela. Desde ese momento comencé a fastidiar a Raúl y Manuel (Mendoza) que quería hacerla con ellos.

Cuando me entero que van a hacer una nueva temporada comienzo a llamar a Manuel y a decirle: “No se cómo vas a hacer, pero yo quiero estar ahí aunque sea de Turista 48”… Me dieron la oportunidad. El hecho de estar compartiendo tarima con Raúl, con todo el elenco, los bailarines, los músico, es un sueño hecho realidad.

P: Estar en el musical es tu ‘Visa Para Un Sueño’, y algo que tú le diste a Raúl hace muchos años cuando lo ayudaste a entrar en Univision, ¿cómo te sientes de que ahora él lo haga contigo?
O.P.: Cuando yo lo ayudé a entrar a ‘Despierta América’ no lo hice pensando en recibir nada a cambio, ni siquiera agradecimiento, yo lo hice porque me nació del corazón, porque me enteré de su historia, de que estaba durmiendo en su coche. Como ser humano era mi deber ayudarlo, en este caso el compromiso era doble porque sabía de la capacidad y las cualidades artísticas que tiene Raúl, por el programa que hacía en Venezuela. Yo lo ayudé sin esperar nada a cambio.

Oscar Petit el periodista de Hollywood

P: ¿Cómo fue esa historia que pocos conocen?
O.P.: En una obra de teatro me encuentro a una compañera de trabajo que estaba con Raúl y me lo presenta. Claro, yo crecí viéndolo en televisión pero no nos conocíamos en persona. En ese momento yo trabajaba en ‘El Blablazo’, y él me dice que su sueño era volver a trabajar en televisión, que cómo lo podía ayudar. Ahí no había espacio, pero él iba todos los días a la audiencia.

Cuando cancelan ese show no lo volví a ver hasta que me lo encontré en otra obra de teatro, y le cuento que estaba ya en ‘Despierta América’… Me dijo que acaba de grabar un disco con canciones de Villancicos y era perfecto porque estábamos en época de Navidad. Le digo a mi jefa de traerlo (Mariela Cardona), como ella no lo conocía me dijo que no. Voy al supervisor (Víctor Santiago) a pedir que me ayude, me contesta: “es un gordito simpático que hizo casting, pero no”… Me negaba a no poder ayudarlo, me voy con la productora ejecutiva de ese momento, que es venezolana (Mary García Márquez) y que conociéndolo podía convencerla, y para mi sorpresa me contesta: “Ese tipo está muerto, lo conoces tú y dos personas más de El Doral”… Me negaba a que porque tres personas tuvieran un mal día o lo que haya sido, no le dieran la oportunidad, quería que le dieran cinco minutos. Vuelvo con mi jefa directa y la molesto y molesto hasta que por cansancio, ella me dice “¡Ya basta!… Dile que venga mañana que si la riega nadie se entera porque es Navidad”… Me voy corriendo a llamar a Raúl y me dice que no podía.

P: ¿Por qué?
O.P.: Porque se había muerto su abuela, después de todo lo que yo había fastidiado. Traté de convencerlo y le pregunté cuál era el sueño de su abuela, y me dijo que era verlo de nuevo en televisión. Entonces le dije que en honor a ella viniera a ‘Despierta América’ y que ya a la salida se podía tomar un avión a Venezuela y despedir sus restos… Aceptó y fue. Yo no sé si fueron los astros, la abuela, su talento o todo junto, porque él iba a hacer cortinillas con su cuatro, y fue tan carismático ese día, tuvo tanta luz, tanta energía que lo dejaron todo el programa.

Empezó a imitar voces, estaba el Chef Pepín, lo imitó. Cuando terminó el programa, fui a mi jefa, a preguntarle qué le pareció y me dijo que lo había hecho muy bien pero que tenía un acento muy venezolano… A la semana me preguntó si podía volver… Yo salí corriendo a llamarlo, después me dijeron que lo invitara 3 días, después que una semana, que se quede el mes entero, así hasta que lo dejaron.

Oscar Petit el periodista de Hollywood

P: ¿Qué sientes de ser parte de que Estados Unidos conociera su talento y se enamorara de él?
O.P.: A él le cambió la vida e incluso eso es Visa, cuenta todo lo que pasó hasta llegar a ‘Despierta América’… Recuerdo que ese estreno toda su familia se acercó a abrazarme, darme las gracias… Yo no soy ningún ángel, ningún salvador, solamente hice lo que pienso que es correcto de ayudar a una persona que se lo merece. De hecho, las mismas personas que inicialmente dijeron que no, después lo amaron y se pelearon por él y lucharon para que le dieran un contrato…

P: Y hoy eres parte de ‘Visa Para Un Sueño’ desde adentro…
O.P.: Increíble porque se lo que representa ‘Visa Para Un Sueño’ para Raúl, y que en cierta manera gracias a mi ayuda él logró muchas de esas cosas, incluso la obra. No fue solo una tarea de uno, yo le agradezco a Karen que me lo presentó, y a Mariela Cardona que me terminó diciendo que sí para que le diera la oportunidad. El hecho que esté es un orgullo, una felicidad porque además me dieron un personaje que me encanta.

P: De tus cinco personajes, uno es muy especial y que te ha convertido en la ‘revelación’ de la obra…
O.P.: Sí, soy el mejor amigo de Raúl en la pizzería, un personaje muy jocoso, maracucho, se la tira de brabucón pero es muy miedoso y se refugia detrás de Raúl para que la jefa no lo regañe. Es un personaje muy lindo porque es una de las escenas más álgidas de la obra, una escena fuerte donde pasa muchas cosas ante las decisiones que toma Raúl. Es un reto actoral, agradezco a Manuel (co-escritor y director) que me haya dado ese personaje… Hay una química muy especial entre nosotros porque hay una amistad, trabajamos además todos esos años en ‘Despierta América’.

P: ¿En qué te ves reflejado?
O.P.: El hecho de haber dejado mi país, de haber salido de la zona de confort para venir a un país que no era el mío, totalmente desconocido, un idioma que yo no sabía. Yo de ser periodista reconocido en mi país llegué a lavar carros, a vender lentes, lavar platos, hasta que finalmente, por seguir mi sueños, vi en un periódico que estaban buscando presentadores de televisión, y así entré a NBC, y me cambió la vida, ellos me arreglaron los papeles. Y de ahí me fui a Univision, donde llevo 21 años en la cadena, ahora en ‘El Gordo y la Flaca’.

P: ¿Qué significa Raúl para ti?
O.P.: Amistad, perseverancia, una persona con mucho positivismo, muy trabajador, muy luchador, que ha luchado fuerte para sacar adelante a su familia, por sus sueños también… Le encanta el teatro, ayudar a las personas, un alma muy noble, un alma buena, hay pocos de los que cuentes como tus amigos. Es una persona que desde que se levanta está pensando qué hacer, que sigue luchando con sus demonios porque tenemos nuestras cosas, nuestros problemas personales, y él, sin embargo, trata de vencerlos siendo muy positivo, optimista. Él es un guerrero, desde chiquito lo ha sido.

‘Visa Para Un Sueño’ llega a su último fin de semana. Hasta el próximo 16 de septiembre podrás ver la historia de Raúl González al llegar a Estados Unidos, acompañado por un equipo de 52 personas entre actores, bailarines, y músicos, entre ellos Oscar Petit.