Otro sueño americano va camino de ser pesadilla

El ahorro en planes de pensiones es deficiente
Otro sueño americano va camino de ser pesadilla
Jubilación, un escenario que ya no es tan ideal./Shutterstock

¿Saben de esa imagen idílica en la que tras una vida de trabajo las personas mayores se jubilan y hacen con su tiempo lo que quieren? Leer, pasear en la playa o pintar. Es parte del feliz sueño americano.

Pero si la Gran Recesión acabó con muchos escenarios ideales y promesas de futuro, ahora se está fabricando otro mal despertar.

“El sueño americano de un retiro modesto tras una vida dedicada al trabajo es la pesadilla de la clase media”, según dice en un comunicado Diane Oakley, directora ejecutiva de Instituto Nacional de Seguridad en el Retiro (NIRS en sus siglas en inglés) ¿Por qué?

Porque las pensiones definidas de las empresas, un sueldo fijo una vez que se llegaba a la jubilación, quedaron en los libros de historia y muy pocos trabajadores actualmente las disfrutarán. En 1978 se crearon los planes 401k, para ahorro en el trabajo y los asesores financieros no dejan de advertir que hay que dedicar el 15% a este plan u otras cuentas de retiro (IRA), durante la vida laboral.

Es un objetivo tan difícil para unas cuentas, inicialmente pensadas como un complemento pero no sustituto de la jubilación, que un estudio de la NIRS de esta semana apunta a que es evidente que el sueño de la jubilación está quebrándose ya. Estos son los hechos, según esta organización:

  • El 57% (103.6 millones) de personas en edad de trabajar no tienen una cuenta 401k o IRA y no participan de un programa de pensión definida.
  • La mayoría de quienes carecen de estos ahorros son quienes están en la mitad más baja de la banda de distribución de los ingresos.
  • Cuatro de cada cinco personas que tienen plan de pensiones tienen menos de un año de ingresos, muy lejos de lo que permite mantener la forma de vida que tienen mientras están empleados.
  • La familia típica americana necesita el 85% de sus ingresos anteriores a la jubilación o más una vez se retira. El Seguro Social provee el equivalente a apenas el 35% de los ingresos habituales por lo que falta un 50% que obligaría a elevar la contribución de ahorros al 401k o IRA, algo harto difícil como reconoce el NIRS dado el estancamiento salarial.

¿Cómo solucionarlo?

El Instituto Nacional de Seguridad en el Retiro sugiere:

  1. Reforzar el Seguro Social
  2. Mejorar el acceso de trabajadores de ingresos medios y bajos a planes de retiro de calidad pero de bajo precio (comisiones)
  3. Ayudar fiscalmente a ahorrar a personas de bajos ingresos.