Escándalo por supuesta prostitución, drogas y violaciones en John Jay College

Cuatro profesores fueron suspendidos sin afectar sus salarios
Escándalo por supuesta prostitución, drogas y violaciones en John Jay College
John Jay College, Midtown West
Foto: CAPTURA PIX11

Cuatro profesores de John Jay College, en Midtown West, fueron suspendidos con salario, en medio de un escándalo de alegadas violaciones, venta de drogas e incluso prostitución en el centro universitario irónicamente especializado en “Justicia Criminal”.

Dos mujeres han presentado las acusaciones. Naomi Haber, una graduada reciente, y Claudia Cojocaru, profesora adjunta, afirman que hubo una variedad de crímenes en el campus o durante actividades veladas por la universidad, de parte de los profesores Ric Curtis, Anthony Marcus, Barry Spunt y Leonardo Domínguez.

Las acusaciones van desde el uso y la venta de drogas hasta sexo violento, agresión sexual y el estímulo de tener relaciones íntimas con varios profesores.

“Es un poco irónico que esto provenga de una escuela que está hecha para prepararnos a entrar en un campo que se supone que detiene cosas como esas”, reconoció a Pix11 la estudiante Agnes Resnak.

Miles de alumnos en el “John Jay College of Criminal Justice” recibieron ayer una carta de la presidenta de la universidad, Karol Mason, a través de Instagram.

“Cuando recibimos denuncias de mala conducta, iniciamos una investigación y contratamos a un investigador externo para ayudarnos”, escribió Mason. “Notificamos a la policía según corresponda y hemos operado con su guía desde ese momento”.

“Es decepcionante”, dijo Anthony Chen, miembro del equipo administrativo. “Se supone que debes liderar”, dijo, refiriéndose a los profesores suspendidos.

Las acusaciones “son totalmente falsas y despreciables”, alegó en un comunicado la abogada Carmen Jack Giordano, quien representa a los profesores Domínguez y Spunt.

Haber y Cojocaru “quedarán expuestas por lo que son, personas falsas y vengativas que no podrían triunfar en la academia por mérito. En su lugar, recurrieron a comportamientos depredadores sexuales, amenazas, extorsión y ahora, la manipulación de la administración de John Jay y los medios de comunicación, en su esfuerzo por castigar a los miembros de la facultad (…) por no avanzar en sus carreras”, agregó Giordano.

Curtis “nunca antes había sido objeto de quejas de mala conducta de ningún tipo (…) Debido a que trabaja, estudia y enseña sobre personas involucradas en el comercio sexual y de drogas, es más vulnerable que la mayoría a las falsas acusaciones del tipo que la Sra. Cojocaru y la Sra. Haber han tramado aquí”, dijo su abogado, Robert Herbst.

Mason anunció que el tema se discutará extensamente en la reunión comunitaria que ya estaba prevista para el lunes 1 de octubre.