Rechazan ataque de grupo supremacista pro-Trump

Gobernador Cuomo pide intervención del FBI en la investigación
Rechazan ataque de grupo supremacista pro-Trump
Imagen captada poco después del enfrentamiento.

NUEVA YORK.– Los principales funcionarios elegidos del estado y la ciudad condenaron los violentos enfrentamientos entre miembros del grupo Proud Boys y un bando contrario ocurridos la medianoche del viernes y madrugada del sábado después del discurso de Gavin McInnes, fundador del referido grupo de extrema derecha.

La Policía hizo tres arrestos y anunció que estaban revisando el video y que podrían realizar arrestos adicionales.

El gobernador Andrew Cuomo, el portavoz del Concejo Corey Johnson, la defensora del pueblo Letitia James y el concejal Rory Lancman, presidente del Comité de Justicia, que supervisa la Oficina de Justicia Criminal de la Alcaldía y los cinco fiscales de distrito de la ciudad, emitieron sendas declaraciones de condena al violento enfrentamiento ocurrido en los exteriores del Metropolitan, Republican Club, localizado en el 122 Este de la calle 83 en Manhattan.

La violencia quedó registrada en videos que fueron subidos a Youtube, en los que se ve el enfrentamiento entre los Proud Boys y un grupo que protestaba por la presencia de McInnes.

El  Southern Poverty Law Center, identifica a los Proud Boys, como un grupo que promueve el odio racial integrado sólo por hombres.

“El odio no puede y no será tolerado en Nueva York. Las autoridades deben revisar las evidencias inmediatamente, hacer arrestos y procesar a los responsables según corresponda”, dijo el gobernador demócrata Andrew Cuomo.

El gobernador anunció que ha solicitado la intervención del FBI para que investigue el incidente. Cuomo dijo que la Unidad de Combate los Crímenes de Odio de la Policía estatal, coordinará con la agencia federal para adelantar la pesquisa.

En el incidente el NYPD no reportó heridos, mientras que los arrestados enfrentan cargos de asalto y fueron procesados ​​el fin de semana en el tribunal penal de Manhattan.

“Estoy molesta por los videos que he visto de miembros del grupo neo-fascista y supremacista blanco Proud Boys que se involucraron en la violencia alimentada por el odio. Nueva York no se convertirá en el próximo Charlottesville y nos negamos a dejar que las acciones de unos pocos antisociales definan nuestra Ciudad”, dijo Letitia James.

James destacó que teniendo en cuenta los claros sentimientos homófobos y antiinmigrantes expresados ​​en los videos, insta al fiscal del distrito de Manhattan, Cy Vance, a presentar cargos por delitos de odio en este asunto.

El concejal Lancman cuestionó la pasividad de los agentes de policía, quienes a pesar de estar en la escena del violento enfrentamiento, como muestra el video, fueron incapaces de hacer arrestos en ese momento.

“Es repugnante ver a los supremacistas blancos cometer un crimen de odio en las calles, a la vista de la policía de Nueva York, y de que ninguno de ellos sea arrestado o procesado”, dijo Lancman.

Entre tanto el portavoz del Concejo Corey Johnson subrayó que la ciudad de Nueva York debe enviar un mensaje de que la violencia y el fanatismo no son bienvenidos en ningún lugar de los Estados Unidos.

“Nueva York es la ciudad más diversa del mundo y los Proud Boys y su odiosa marca de intolerancia representan lo contrario de todo lo que representamos”, dijo Johnson.

De su parte, funcionarios republicanos de todo el estado dijeron que el Metropolitan, Republican Club fue destrozado y el daño incluía ventanales rotos, una puerta pintada con aerosol y un candado de teclado cubierto con pegamento.

Alrededor de la web