Impulsan ley para ‘salvar’ a pequeños negocios del cierre por altas rentas en NYC

Empresarios, políticos y activistas apoyan una iniciativa del Concejo Municipal para meter en cintura a quienes alquilan locales comerciales y proteger a comerciantes
Impulsan ley para ‘salvar’ a pequeños negocios del cierre por altas rentas en NYC
Decenas de negocios se ven obligados a cerrar en la Gran Manzana cada mes
Foto: El Diario

La industria de los pequeños negocios en la ciudad de Nueva York está en crisis ante la falta de protecciones a los microempresarios, y así lo evidencian cientos de locales comerciales de todo tipo, que cada año se ven obligados a cerrar sus puertas en los cinco condados. Y con la intención de lanzar un salvavidas a miles de negocios que no pueden continuar laborando, mayormente por los incrementos indiscriminados de las rentas de los locales comerciales, un grupo de concejales está promoviendo un proyecto de ley que haría cambios sustanciales en los alquileres de este tipo de espacios.

Así lo dio a conocer este miércoles el concejal Ydanis Rodríguez, tras presentar la iniciativa conocida como “Ley de Supervivencia de Empleos para Pequeñas Empresas”, que será debatida en medio de una audiencia pública el próximo lunes en el Concejo Municipal, y que según el líder político aliviará la presión sobre las pequeñas empresas. De los 220,000 negocios que se estima hay en Nueva York,  216,600, es decir, el 98%, son pequeños negocios y emplean al 50% de la fuerza laboral en la ciudad.

“Nuestra intención es establecer procesos justos y debidos en la negociación de acuerdos de arrendamiento para acabar con una crisis que le está cerrando las puertas a pequeños negociantes, muchos de ellos inmigrantes, a quienes les están volviendo una pesadilla el sueño que tenían de tener una bodega, un salón o un multiservices para tener una vida digna en la ciudad”, comentó el político dominicano.

Rodríguez mencionó que ante la falta de normas sobre los negocios, una realidad que viven muchos comerciantes es que después de haber construido una empresa por años, hay caseros que de la noche a la mañana exigen rentas impagables. Y es este uno de los puntos que más destacó de su propuesta.

“Aquí no estamos imponiendo precios de la renta, sino que estamos buscando mecanismos para negociar los contratos. La ley pretende que los acuerdos sean de por lo menos 10 años, que no haya contratos mes a mes, que se negocie el precio y si un negociante siente que la renta solicitada es demasiado alta, se cree un comité de arbitramento que decida, y además que se le notifique al empresario 180 días cuando el casero quiere retomar su propiedad”.

Yovelsi Ortuno, del negocio “Patacón Pisao” del Lower East Side, se mostró complacida con la iniciativa del Concejo y aseguró que a la ciudad le urgen nuevas leyes que protejan a los microempresarios.

“Es positivo ver que están haciendo eso porque así se garantiza que los negocios que son pequeños puedan seguir viviendo, más ahora que los grandes comercios quieren abrirse más espacio”, dijo la venezolana, empleada del restaurante, uno de los preferidos de la zona, que lleva más de cinco años en el Bajo Manhattan.

Yovelsi Ortuno, del negocio venezolano “Patacón Pisao” del Lower East Side,

Nick Velkov, quien durante más de 10 años ha tenido el centro de Yoga Agora, en Astoria, mencionó que ha sido testigo del cierre de varios locales en esa área y en Harlem, ante la imposibilidad de los empresarios de costear las rentas que los dueños piden.
“Estas medidas son urgentes para protegernos y para garantizar que podamos seguir vigentes”, dijo el negociante.

Hacen un llamado a Albany

La concejal Carlina Rivera, quien también está promoviendo el proyecto, manifestó que lo más importante de la iniciativa es que los inquilinos comerciales puedan negociar en las mismas condiciones con los dueños.

“Es una cuestión de justicia y de protección para ellos y por eso es bien importante la audiencia de la próxima semana, donde podremos escuchar directamente sus historias”, dijo la concejal, al tiempo que hizo un llamado a Albany para que promueve leyes que protejan más a los microempresarios.

“Mis colegas en el Estado tienen que pasar legislación para ayudar a estos negocios en temas como las rentas también, y creo que con un nuevo Senado estatal podremos tener más proyectos progresistas”.

Entre tanto, el concejal Jimmy Van Bramer, de Queens, aseguró que la diversidad en los negocios en la Gran Manzana es lo que le da el carácter a la ciudad y pidió poner freno al auge de grandes compañías que se llevan por delante a los microempresarios.

“Debemos proteger a las pequeñas empresas de nuestra ciudad para que no se vean desplazadas por exorbitantes aumentos de los alquileres y sean asumidas por grandes cadenas corporativas”, dijo el concejal. “Debemos hacer todo lo posible que podemos hacer para ayudarlos”.

Andrew Berman, director de Greenwich Village Society for Historic Preservation, describió la propuesta como una herramienta “esencial para que las pequeñas empresas puedan sobrevivir. “Con eso terminaríamos también con la plaga de las tiendas vacías que son almacenadas por los propietarios que esperan a las grandes cadenas de tiendas de la cadena de cajas o rentas insosteniblemente altas”, dijo el activista. “Es una medida de sentido común que debería ser promulgado de inmediato”.

El concejal Ydanis Rodríguez anunció un proyecto para ayudar a pequeños negocios que será discutido en el Concejo el próximo lunes

Pero no todos ven con buenos ojos la iniciativa municipal. Jessica Walker, presidenta de la Cámara de Comercio de Manhattan manifestó su oposición a la norma propuesta para ayudar a los negociantes y dijo que tendría efectos contraproducentes.

“Es una política mal guiada que, de hecho pudiera tener consecuencias desintencionadas hiriendo a los negocios que necesitan ayuda, ya que desalentaría a los dueños de edificios de ofrecer contratos a pequeños negocios y el proceso de arbitramento le significaría a los negocios tiempo y recursos que siendo realistas muchos no pueden pagar”, manifestó Walker, advirtiendo que las rentas no son la única razón por las que los negocios están cerrando.

El proyecto que inicialmente fue propuesto hace más de 30 años y que se ha quedado estancado, esta vez está siendo apoyado no solo por el concejal Ydanis Rodriguez, sino también por los concejales Carlina Rivera, Jimmy Van Bramer, Jumaane Williams, Adrienne Adams, Ben Kallos y Margaret Chin.

Puntos de la iniciativa:

  • La Ley de Supervivencia del Empleo de Pequeñas Empresas alentará a ambas partes, a los dueños de propiedades y a los propietarios de pequeñas empresas, a establecer condiciones y requisitos justos para las negociaciones de renovación de los contratos de arrendamiento.
  • Habrá requisitos para los términos de renovación del contrato.
  • Se espera que los contratos de arrendamiento sean por 10 años.
  • Se crearía una comisión de arbitraje para fijar nuevos precios de renta.
  • Habría límites a los depósitos de seguridad y las prohibiciones de represalias de los propietarios.
  • La Ciudad también ayudará con asesoría legal a pequeños empresarios que enfrenten problemas con sus caseros comerciales.

Los negocios en cifras

  • 220,000 negocios hay en Nueva York.
  • 216,600 son pequeños negocios de menos de 100 empleados, es decir el 98% del total de negocios de la ciudad.
  • 89% del total de los negocios tienen menos de 20 empleados.
  • 50.2% de la fuerza laboral de Nueva York están empleados por esos pequeños negocios.

Alrededor de la web