Estas mujeres nacieron sin vagina, pero los médicos les construyeron una

Cada día, les fueron abriendo un centímetro

Estas mujeres nacieron sin vagina, pero los médicos les construyeron una
Nacer sin vagina es una condición rara, pero posible.
Foto: Shutterstock

Dos mujeres que nacieron sin vagina y sin útero fueron sometidas a una cirugía para confeccionarles un canal vaginal con el objetivo de que tengan una vida sexual normal y saludable.

Las mujeres, de 19 y 21 años, nacieron con un trastorno llamado agenesia útero vaginal congénita, una condición poco frecuente en el que la vagina y el útero no se desarrollan. Las mujeres con esta alteración tienen ovarios y órganos sexuales exteriores normales, pero no tienen canal vaginal o es extremadamente estrecho, de entre dos y tres centímetros.

Los expertos del Hospital San Juan de Dios, ubicado en la capital de Costa Rica, realizaron el procedimiento, inédito en Centroamérica, mediante técnicas de dilatación vaginal con el fin de lograr un tejido más elástico para realizar el procedimiento mínimamente invasivo llamado Neovagina.

Este recurso consiste en realizar una cirugía laparoscópica donde los especialistas colocaron a cada paciente un dispositivo quirúrgico para la corrección de la agenesia vaginal, el cual permite por medio de tracción mecánica ir abriendo el canal vaginal.

Luego del procedimiento quirúrgico las pacientes permanecieron internadas entre ocho y diez días. En cada día se realizó una tracción por medio del dispositivo para abrir el canal vaginal un centímetro diario.

Cuando se logró el resultado esperado, el dispositivo se retiró y las pacientes salieron del hospital, con la orden de utilizar durante un mes, por las noches, un dilatador vaginal.

Las cirugías a las dos mujeres se realizaron en junio pasado y según las evaluaciones posteriores los resultados han sido exitosos, pues no han tenido ninguna complicación, ni dolor, y obtuvieron canales vaginales de 12 y 14 centímetros, con un aspecto genital externo completamente normal.

El jefe del Servicio de Ginecología del Hospital San Juan de Dios, Andrés Zamora, comentó que a diferencia de otras técnicas, esta nueva cirugía no deja heridas ni cicatrices.

Hay alrededor de 11 técnicas quirúrgicas descritas para crear una vagina, la mayoría de estas técnicas implican tiempo quirúrgico prolongado, amplia disección de tejidos, con los riesgos incrementados de una cirugía amplia”, expresó el ginecólogo.

El jefe de Gineco Obstetricia y Neonatología del hospital San Juan de Dios, Oscar Cerdas, dijo en un comunicado que lo más importante de esta cirugía es “otorgar a estas mujeres la posibilidad de tener una vida sexual normal y saludable, con un riesgo quirúrgico muy bajo”.

Con información de EFE