La neoyorquina de más edad celebró 110 años en Queens

Nació en Alemania y llegó a Nueva York hace 70 años, en 1948

Ruth Weyl se refugió en Kenia, durante la 2da Guerra Mundial
Ruth Weyl se refugió en Kenia, durante la 2da Guerra Mundial
Foto: United States Holocaust Memorial Museum

Ruth Weyl, posiblemente la neoyorquina de más edad, acaba de celebrar 110 años de vida en Forest Hills, Queens.

Puntualmente recibió varios ramos de flores, incluyendo unas del ex alcalde y supuesto aspirante presidencial Michael  Bloomberg, con una nota escrita a mano que decía “Querida Ruth: Feliz 110 cumpleaños. Lo mejor siempre, Mike”, citó Daily News.

Según el portal Jewish Virtual Library, Ruth Weyl nació el 6 de noviembre de 1908 en Breslau (Alemania, hoy territorio de Polonia). En 1930 se casó con Heinrich Weyl, dueño de una empresa de fabricación de ropa masculina. Cuando los nazis los obligaron a cerrar sus negocios en 1937, Ruth y Heinrich decidieron abandonar el país e emigraron a Kenia, entonces bajo dominio británico.

Con la ayuda de una pareja inglesa, adquirieron una gran casa en Nairobi que convirtieron en una pensión. Ejecutaron un negocio exitoso durante tres años, pero, después del inicio de la 2da Guerra Mundial, los británicos arrestaron a todos los hombres alemanes, incluidos los judíos, y los Weyls tuvieron que subastar su pensión.

Después de algunos meses, los funcionarios británicos dieron permiso para que los internos se fueran si aceptaban administrar una granja. Luego de varios empleos, los Weyl decidieron emigrar a EEUU, donde tenían muchos familiares. Volaron a Inglaterra y luego navegaron a Nueva York a bordo del Queen Elizabeth I, llegando en marzo de 1948.

En EEUU, la persona viva de más edad es Lessie Brown, nacida en Georgia el 22 de septiembre de 1904. Actualmente vive en Ohio, donde suma 114 años y 53 días de vida, según Wikipedia.

El récord nacional lo mantiene Sarah Knauss (1880-1999), quien murió a los 119 años el 30 de diciembre de 1999, apenas dos días antes de conocer un tercer siglo y un segundo milenio.