Por primera vez, un cohete SpaceX Falcon 9 no logra aterrizar en el área asignada

Sí logró cumplir la misión de llevar suministros a la Estación Espacial Internacional
Por primera vez, un cohete SpaceX Falcon 9 no logra aterrizar en el área asignada
Un aterrizaje exitoso de Falcon 9 en diciembre de 2017.
Foto: SpaceX

Por primera vez desde que SpaceX comenzó a recuperar su flota de cohetes Falcon 9, la compañía no pudo aterrizar uno de sus cohetes destinados a aterrizar en tierra firme.

Apenas siete minutos después del lanzamiento desde Florida esta tarde, el cohete Falcon 9 de SpaceX se estaba preparando para aterrizar en la plataforma de aterrizaje de concreto de la compañía cerca del sitio de lanzamiento en Cabo Cañaveral. Pero las imágenes del aterrizaje lo mostraron fuera de control, y los técnicos de SpaceX confirmaron que el vehículo cayó al Océano Atlántico..

El director ejecutivo de SpaceX, Elon Musk, atribuyó la falla a una de las aletas de la rejilla del Falcon 9, que se utilizan para dirigir al impulsor a su objetivo de aterrizaje previsto.

Eso puede explicar el giro, que se puede ver con más detalle aquí.

Musk dice que es posible que SpaceX pueda recuperar el vehículo, sin embargo, y argumenta que no se ha dañado y aún está comunicando información desde el agua. Señala que podría usarse para alguna “misión interna de SpaceX”, tal vez para el próximo lanzamiento de uno de los satélites de Internet Starlink de SpaceX.

El evento de hoy acaba con la racha exitosa de SpaceX cuando se trata de aterrizajes en tierra.

La compañía tiene dos opciones para recuperar sus cohetes Falcon 9 después del lanzamiento: los vehículos pueden aterrizar en un barco flotante en el océano, o pueden aterrizar en una de las plataformas de aterrizaje de concreto de SpaceX ubicadas cerca de donde despegan los cohetes.

SpaceX ha intentado 12 aterrizajes en tierra, también conocidos como RTLS para “regresar al sitio de lanzamiento”, y hasta este momento, todos tuvieron éxito. Pero ahora ese récord perfecto se ha ido.

Sin embargo, estos aterrizajes de cohetes de regreso, son solo objetivos secundarios para cada misión, destinados a evitar que SpaceX cree nuevos propulsores para cada vuelo.

Su objetivo principal es conseguir llevar a destino lo que el cohete Falcon 9 esté transportando en órbita, y eso es lo que logró el cohete de hoy, a pesar del aterrizaje torpe. El Falcon 9 se encargó de enviar una de las cápsulas de carga del Dragón de SpaceX, llena de alimentos y suministros para la tripulación de la Estación Espacial Internacional, y eso es lo que sucedió.