Ligera frenada en las contrataciones en noviembre

Los salarios mantienen su tímida senda de crecimiento tras crearse 155,000 empleos nuevos
Ligera frenada en las contrataciones en noviembre
El sector de la salud es el que de forma más estable más empleos crea./Archivo
Foto: Sean Gallup/Getty Images

El mes pasado se crearon en EEUU 155,000 empleos netos, la mayor parte en los sectores de salud, industria y almacenamiento.

Es una cifra que está por debajo de las expectativas de los economistas y deja la tasa de desempleo en el mismo 3.7% que estaba desde septiembre. En el caso de los trabajadores latinos el desempleo es del 4.5% frente al 4.4% de octubre.

Con las revisiones de las estimaciones de creación de empleo –a la baja en octubre y al alza en septiembre–, el mercado laboral ha mostrado un ritmo de creación neta de 170,000 empleos mensuales en los últimos tres, por debajo de los 204,000 como media de los últimos 12 meses.

La ligera frenada que se detecta no es del todo sorprendente porque 98 meses después de un robusto crecimiento en el empleo porque todos los ciclos tienen un momento de maduración.

Los economistas de Oxford Analytics, de hecho perciben el informe de empleo hecho público el viernes como “una señal de realineamiento con la trayectoria de la economía”. La expectativa es que estas sean las cifras de creación neta de empleo para 2019 por parte de estos economistas que consideran el cambio normal aunque señalan con cierta decepción que se haya incrementado ligeramente la tasa de desempleo entre quienes trabajan a tiempo parcial por razones económica.

Los salarios sigue creciendo a un ritmo muy gradual y casi a final del año, una década después de la caída en recesión de la economía la mejora ha sido del 3.1%. Es el mejor ritmo que se ha visto en este ciclo económico.

En un mensaje a sus clientes, la firma de inversionistas Cumberland Advisors ve como la moderación en el crecimiento de empleo coincide con una mayor solicitud de ayuda al desempleo y consideran difícil saber si s debe a una pausa en el mercado de trabajo o realmente hay nubarrones en el horizonte (como anticipa Wall Street con los fuertes vaivenes en las últimas semanas).

Aunque las empresas recibieron hace menos de un año un gran recorte de impuestos por parte del Gobierno, las contrataciones y las inversiones se hacen en razón de las perspectivas de mercado. En este sentido, la guerra de tarifas o aranceles que el Gobierno de Donald Trump ha iniciado para proteger a la industria ha dado lugar a represalias arancelarias en un distinto número de sectores productivos de EEUU por parte de sus socios comerciales y con ello ha llegado la incertidumbre con retrasos en gastos de capital.

En el sector de la construcción, debido a la evolución a la baja de las ventas residenciales solo se han añadido alrededor de 5,000 empleos.

Los recortes fiscales parecen olvidados entre los gestores de empresas que están viendo como sube el aumento del costo de la mano de obra, el de los préstamos (dada el alza de las tasas de interés) y la incertidumbre comercial. El presidente de Walmart, Doug McMillon, dijo el viernes en la CNBC que si Trump termina elevando los aranceles a China tras la tregua de 90 días que se dieron los dos países para negociar, tendrá que pasar el sobrecargo de los precios a los consumidores.