12 muertos en asalto bancario en Brasil, incluyendo 2 niños

Al menos seis de los fallecidos eran rehenes, entre ellos dos menores de edad
12 muertos en asalto bancario en Brasil, incluyendo 2 niños
El intento de robo bancario terminó en tragedia
Foto: @policiafederal

Doce personas murieron ayer en un enfrentamiento con la policía durante un intento de asalto a dos bancos en la ciudad de Milagres, estado Ceará, Brasil.

Al menos seis de los fallecidos eran rehenes, entre ellos dos menores de edad. Según las autoridades, seis asaltantes murieron, dos fueron detenidos y los demás escaparon, reportó CNN.

La policía encontró armas y explosivos camuflados en los vehículos de los asaltantes.

El intenso tiroteo entre asaltantes y agentes policiales comenzó alrededor de las 2.30 de la madrugada del viernes en el centro de Milagres, una pequeña ciudad de cerca de 28,500 habitantes.

El objetivo de los criminales era alzarse con dinero de las dos sucursales bancarias que hay allí, del Banco do Brasil y Bradesco, pero la policía los descubrió antes de que efectuaran el robo y comenzó la balacera.

Al buscar zafar el cerco policial, los asaltantes tomaron rehenes de autos que pasaban por allí.

La Secretaría de Seguridad estatal informó que 5 de las víctimas fatales eran miembros de una misma familia que en ese momento viajaba a otra ciudad, y que dos de los fallecidos son niños de 10 y 13 años. Versiones no confirmadas oficialmente apuntaron que algunos de los rehenes fueron ejecutados por los delincuentes.

En la mañana, la Alcaldía recomendó a los habitantes de Milagres no salir de sus casas y advirtió que los servicios públicos habían sido suspendidos. “La medida fue tomada en concordancia con las orientaciones del comando de la Policía Militar estatal, que cuenta con el apoyo de dos helicópteros y un gran efectivo de policías para realizar búsquedas en las inmediaciones de la ciudad y capturar a los bandidos”, señaló el comunicado.

Con una tasa de 59 asesinatos por cada 100 mil habitantes, Ceará es uno de los estados más violentos de Brasil.