Reporte: La Ciudad encara catástrofe económica si fracasa con NYCHA

Alertan que hay decenas de edificios en peligro de sufrir de inundaciones, lo que obligaría a desalojar permanentemente a decenas de miles de inquilinos
Reporte: La Ciudad encara catástrofe económica si fracasa con NYCHA
Alertan que hay decenas de edificios en peligro de sufrir de inundaciones, lo que obligaría a desalojar permanentemente a decenas de miles de inquilinos
Foto: NYDN POOL / NYDN POOL

Si hay algo que la Administración De Blasio debe evitar a toda costa, principalmente por las catastróficas consecuencias económicas que tendría en la ciudad, es que empeoren aún más las condiciones en los apartamentos de vivienda pública de tal manera que lleven a las autoridades federales a catalogarlos como inhabitables.

Así lo alertó un reporte dado a conocer este martes por la organización Regional Plan Association, titulado ‘NYCHA’S CRISIS A Matter For All New Yorkers’, que aseguró que el costo de dejar que las unidades de NYCHA se deterioren al punto de que no puedan ser habitadas, sería tan grande como el costo que supondrá reparar los complejos de edificios.

La organización sin fin de lucro destacó en su informe que actualmente hay decenas de edificios en peligro de sufrir de inundaciones, algo que de ocurrir, dañaría cientos de apartamentos a un punto tan degradante que sencillamente no podrían ser reparados, y tendrían que ser desalojados indefinidamente.

“La vivienda pública no es un reliquia histórica, pero es una parte vital de la infraestructura de la ciudad”, dijo Tom Wright, presidente de la Regional Plan Association, según reportó Crain’s New York Business.

Actualmente la Autoridad de Vivienda Pública (NYCHA) necesita un capital de al menos $45,000 millones de dólares para funcionar. La agencia está en medio de serios problemas de financiamiento y mala administración, y si esto no se resuelve las consecuencias serán graves, alertó Wright, quien puso como ejemplo varios hipotéticos escenarios, siendo el más dramático lo que ocurriría si un tercio de los apartamentos terminan siendo inhabitables.

Al tener un ingreso promedio anual de $25,000, los inquilinos de vivienda pública no podrían cubrir la renta de un apartamento en el mercado regular de alquileres, ni tampoco optar para muchas de las nuevas unidades que la Administración De Blasio cataloga como ‘asequibles’, por lo que no tendrían más opciones que ingresar al sistema de refugios, lo que tendría un costo adicional para la Ciudad de al menos $3,000 millones de dólares anuales.

Una crisis de esta magnitud, en la que los 400,000 residentes de NYCHA tengan que desalojar esos complejos, obligaría a la Ciudad a usar todas las nuevas unidades de vivienda asequible que se creen para albergar a esta población de bajos recursos, que seguirían necesitando ‘vouchers’ para pagar esas rentas, y lo que a su vez significaría que se le quitaría la oportunidad a otros neoyorquinos que sí calificarían para esos apartamentos asequibles.

Otras de las predicciones del reporte es que si en vez de quedarse en la Gran Manzana muchas de estas personas deciden mudarse a otras ciudades más económicas, la fuerza laboral en la ciudad de Nueva York se reduciría en 20,000 trabajadores, provocando pérdidas para la economía local por el orden de mil millones de dólares.

Las estimaciones que se han realizado de lo que NYCHA gastaría en reparar su infraestructura ronda los $32,000 millones de dólares. Y recientemente la Administración De Blasio presentó un nuevo plan en que asegura que aportaría fondos por $24,000 millones para hacer estas reparaciones, lo que es tres veces más de lo que antes ha otorgado el Gobierno municipal.