Acusados por crimen de ”Junior” Guzmán llamaron a R. Dominicana de la calle y la cárcel

La Fiscalía planea usar esas comunicaciones en el juicio

Tanto en las horas previas como en los días que siguieron al salvaje asesinato del quinceañero Lesandro “Junior” Guzmán-Feliz el 20 de junio en El Bronx, algunos de los presuntos pandilleros que cometieron el crimen hicieron llamadas a Santo Domingo, incluso desde Rikers Island, donde mostraban preocupación por una persecución policial.

Son nuevos elementos que la Fiscalía planes usar como evidencia, informó Pix11, televisora que destacó que éste no es un caso que se basa únicamente en los muchos videos de vigilancia que se han recopilado.

Además, hay docenas de registros que muestran cómo las torres de teléfonos celulares rastrearon el movimiento de los sospechosos en las horas anteriores y posteriores al asesinato de Junior, mientras hacían llamadas y fotos.

Guzmán fue supuestamente atacado por miembros de la pandilla de inmigrantes dominicanos “Los Trinitarios”, que lo confundieron al buscar venganza por un video de relaciones sexuales entre una pareja joven. Se dice que al menos uno de los involucrados huyó a ese país después del crimen, y que luego regresó a Nueva York como testigo colaborador.

Fotos tomadas por el sospechoso Manuel Rivera recuperadas de su teléfono celular, destacan cuando se tiñó el cabello de oscuro a rubio. Así lucía cuando fue arrestado días después en un supuesto escondite de la pandilla en Paterson, Nueva Jersey.

En Connecticut, la policía estatal también tomó fotos del sospechoso Luis Cabrera Santos, arrojando a su novia al césped, mientras el bebé de la pareja estaba dentro del vehículo en el que fue detenido el 9 de julio.

En presencia de los 14 acusados, el juez Robert Neary fijó ayer como fecha tentativa para el inicio del juicio a cinco de ellos, el lunes 11 de febrero de 2019.

Los sospechosos tienen entre 18 y 29 años y permanecen en prisión en espera de juicio.