Otorgan clemencia a la mujer que mató a un hombre cuando era una esclava sexual

Cyntoia Brown estaba condenada a cadena perpetua. Fue apresada cuando tenía 16 años

Cyntoia Brown resultó convicta en 2004 cuando tenía 16 años.
Cyntoia Brown resultó convicta en 2004 cuando tenía 16 años.
Foto: (Suministrada)

El gobernador de Tennessee Bill Haslam otorgó clemencia a la joven  que mató a un hombre a los 16 años cuando era obligada a prostituirse.

Cyntoia Brown quedará libre el 7 de agosto después de pagar 15 años de una condena a cadena perpetua. Haslam conmutó su sentencia por completo, aunque la mujer deberá estar bajo libertad condicional por 10 años.

“Esta decisión llega después de considerar un caso complejo y tráfico”, dijo Haslam. “Cyntoia Brown cometió, por su propia admisión, un crimen horrible a la edad de 16 años. Sin embargo, imponer una sentencia de por vida a una menor que la obligaría a cumplir al menos 51 años antes de ser elegible para la libertad condicional es demasiado severo, especialmente en luz de los extraordinarios pasos que la señora Brown ha tomado para reconstruir su vida”.

Brown fue dada en adopción por su madre. A temprana edad fue inducida a la prostitución y a la esclavitud sexual a temprana edad, luego de que huyera de su casa.

La entonces adolescente mató a Johnny Allen, el agente de bienes raíces que era su cliente, cansada de ser sometida a sus caprichos sexuales. Un jurado sentenció a la joven, bajo la ley aplicable en ese momento, a cadena perpetua.

De acuerdo con el testimonio de Brown en corte, en 2004,  mató a Allan, en defensa propia. La entonces acusada señaló que resistió los avances sexuales del hombre hasta que vio que éste intentaba buscar algo debajo de la cama. Brown dijo que pensó que su cliente iba a “agarrar un arma o me iba a hacer algo”. Fue entonces cuando sacó una pistola de su bolso y le disparó.

El caso de Brown salió a la luz hace unos meses cuando le negaron la clemencia. Celebridades como Rihanna y Kim Kardashian la respaldaron y pidieron justicia ya que se trataba de una víctima de tráfico humano que actuó en defensa propia.