La foto de Emma Coronel usada como prueba en juicio contra “El Chapo”

El platillo que la exreina de belleza cocinaba a Guzmán Loera también ha salido a colación

La foto de Emma Coronel usada como prueba en juicio contra “El Chapo”
Coronel ha sido mencionada en varias ocasiones en la Corte.
Foto: EFE/Jane Rosenberg

Emma Coronel, esposa de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, ha asistido prácticamente a todo el juicio contra el presunto líder del Cártel de Sinaloa, pero hasta la semana pasada fue que su nombre fue integrado con mayor regularidad en el proceso.

Cuando se reveló el sistema de comunicación encriptado, desarrollado por Christian Rodríguez, el nombre e imagen de Coronel fueron parte de la explicación, así como de los ejemplos sobre cómo se enviaban los mensajes.

Para identificar a la exreina de belleza, los fiscales utilizaron una fotografía, la misma que han exhibido una y otra vez, para ubicarla como la esposa del mexicano.

Así la identificaron Rodríguez y luego Alex Cifuentes, quien continúa con su declaración, en que ha detallado el estilo de vida que “El Chapo” tenía en las montañas de Sinaloa, donde había siete locaciones distintas, pequeños inmuebles, donde operaba.

Sus socios y otras personas, así como sus mujeres lo visitaban en las montañas, incluida Emma Coronel, donde Alex afirma que la vio al menos un par de veces y recuerda que al “El Chapo” le gustaban sus enchiladas suizas.

Emma Coronel, esposa de “El Chapo”. / FOTO: CORTESÍA CORTE DISTRITO ESTE DE NY

Coronel procreó unas gemelas con Guzmán Loera, a quienes ha llevado a la corte, como lo hizo previo a la Navidad, como un regalo, lo cual hizo muy feliz al mexicano.

El nombre de Emma también surgió en las conversaciones, incluida aquella donde su esposo le pidió comprar ropa y un tinte para su bigote, luego de escapar de un operativo en Los Cabos San Lucas, Baja California, donde el FBI lo tenía ubicado, según contó el agente José Moreno.

“Todo ocurrió muy rápido”, escribió Guzmán Loera, tras escapar el 22 de febrero de 2012 del operativo en su contra; relató que vio a varios agentes golpear la puerta de una vecina y escapó. “¡Oh!, querido, eso es horrible”, habría dicho Coronel, según los mensajes leídos en inglés.

Rodríguez también confirmó que Coronel era una de las mujeres a quien Guzmán Loera espiaba, a través de un sistema que podía activar el micrófono de un celular, además de la posibilidad de revisar mensajes y fotografías.