Metro de Nueva York aumenta límite de velocidad para reducir demoras

La medida aplicará en 68 tramos de vía, una vez que las señales estén listas
Metro de Nueva York aumenta límite de velocidad para reducir demoras
Año nuevo, velocidad nueva
Foto: ANDRÉS CORREA GUATARASMA

Con la esperanza de reducir los recurrentes retrasos en el servicio, el Metro de Nueva York ahora viajará más rápido en algunas estaciones.

Para ello la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) ya aumentó e incluso eliminó los límites de velocidad en 20 líneas alrededor de la ciudad. Eventualmente la medida aplicará en 68 tramos de vía, una vez que las señales estén listas.

En algunos puntos, como partes de la línea R en Brooklyn y a lo largo de algunas secciones de J/Z en Manhattan, el límite de velocidad se ha duplicado de 15 mph a 30.

En la ruta 1 al norte de la estación Penn, MTA está permitiendo a los operadores llevar los trenes tan rápido como puedan, según el portavoz Shams Tarek.

Mientras, en algunos puntos las cuadrillas de MTA trabajan en cientos de temporizadores de señal rotos que están bloqueando a los operadores porque los dispositivos obligan a los trenes a una parada de emergencia, incluso cuando viajan por debajo del límite de velocidad.

Hay 320 temporizadores de señal funcionando mal, de un total de 2 mil existentes. Alrededor de 261 de ellos aún no han sido reparados, destacó New York Post.

MTA está realizando las correcciones bajo la iniciativa “Save Safe Seconds” del presidente de NYC Transit, Andy Byford, que tiene como objetivo mover los trenes lo más rápido posible.

“He ordenado a mi equipo que identifique y resuelva cada causa raíz de demora; al hacerlo, podemos implementar la solución correcta”, dijo Byford. “La Unidad de Velocidad continúa examinando cientos de millas de pista para encontrar áreas donde podamos aumentar las velocidades de manera segura”.

MTA había reducido los límites de velocidad del Metro y agregó los temporizadores de señal después de trágicos incidentes en los años 90 y 2000, incluido uno en el que dos trenes chocaron en el puente Williamsburg en 1995.

El límite de velocidad se redujo de 50-55 mph a 40 mph después de ese choque, que mató al operador de un tren J e hirió a más de 50 pasajeros. Esos temporizadores de señal, que muchos funcionan mal, han causado miles de retrasos en el último año, según las estadísticas de MTA.

En noviembre ya se había anunciado que las puertas de los vagones cerrarían más rápido también en un intento por reducir el tiempo en cada parada, especialmente durante las horas pico.

En mayo se informó que MTA tenía listo un plan para arreglar el sistema de señales que está causando tantos retrasos en el servicio, pero tomaría al menos una década de trabajo y cierres noches y fines de semana, a un costo de $37 mil millones de dólares.