En enero se crearon 304,000 empleos nuevos en EEUU

La tasa de desempleo queda en el 4% y la de los latinos en el 4.9%

En enero se crearon 304,000 empleos nuevos en EEUU
El mercado de trabajo se mantiene robusto al inicio del año./Mariela Lombard
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Enero es el mes número 100 en el que la economía de EEUU ha permitido una robusta creación de empleo de forma consecutiva. En el primer mes del año se crearon 304,000 empleos nuevos, muchos más de los estimados por los analistas en un mes en el que no ha habido estadísticas económicas por el cierre del Gobierno.

De acuerdo con las cifras de la Oficina de Estadísticas Laborales, restaurantes, bares, hoteles, construcción, salud, transporte y almacenamiento fueron los sectores que más personas emplearon en un mes en el que, sin embargo, la tasa de desempleo subió ligeramente del 3.9% al 4%.

Esta subida se produce porque más personas están trabajando o se han animado a buscar empleo, es decir, hay una mayor tasa de población activa sobre la que se calcula el desempleo. Es una buena noticia porque aunque el aumento no es elevado si que sube de niveles históricamente bajos la participación en el mercado laboral.

Adicionalmente, se ha revisado las cifras de empleo de los dos últimos meses y aunque en noviembre el último cálculo es al alza el de diciembre es fuertemente a la baja. En el el último mes del año no se crearon los 312,000 empleos inicialmente estimados sino 222,000.

Los cálculos dejan ahora la creación media de empleo en los últimos tres meses en 241,000.

En el caso de los latinos, la tasa de desempleo se queda en el mes en 4.9% frente al 4.4% con el que cerró el año 2018.

El cierre de Gobierno que ha afectado a casi 800,000 personas no ha tenido un fuerte efecto en las cifras porque estas personas no se consideran desempleadas.

El salario medio de los trabajadores subió apenas 3 centavos a la hora ($27.56) ligeramente superior al de los últimos 12 meses que se cerraron en diciembre. Los empleadores, que se enfrentan a una menor demanda de empleo por parte de los trabajadores y ofrecen puestos más especializados que dicen tener problemas para cubrir por falta de mano de obra o profesionales cualificados, han tenido que subir en los últimos años la compensación que atraer a sus plantilas.

Pese a ello es una subida salarial que no se está notando en el aumento de la inflación y muy poco en la estabilidad de las finanzas personales. El crédito sigue creciendo pero no tanto el hipotecario como el que llega de las tarjetas de quienes consumen con ellas.