Debaten prohibir venta de cigarrillos electrónicos con sabor en Nueva York

Un nuevo proyecto de ley busca que menos jóvenes en la Gran Manzana tengan acceso a estos productos dañinos para la salud
Debaten prohibir venta de cigarrillos electrónicos con sabor en Nueva York
En 2017 más del 17% de los estudiantes de las escuelas secundarias públicas de la ciudad de Nueva York informaron habe usado cigarrillos de vapor.
Foto: Justin Sullivan / Getty Images

El aumento significativo en el número de jóvenes neoyorquinos que usan cigarrillos electrónicos a base de vapor y con diferentes sabores, está causando gran preocupación entre funcionarios electos y autoridades de Salud de la ciudad, los cuales están proponiendo medidas para acabar con esta práctica que, según aseguran, pone a muchos en riesgo de morir prematuramente.

La semana pasada se dieron cita en una audiencia pública, realizada en la sede del Concejo Municipal de la ciudad de Nueva York, los defensores y detractores de un proyecto de ley que, de ser aprobado, prohibiría la venta de cigarrillos electrónicos con sabores en los comercios de toda la urbe.

El proyecto de ley (Int. 1362), presentado por el concejal Mark D. Levine (D-Distrito 7), quien es presidente del Comité de Salud del Concejo, busca prohibir la venta de cigarrillos con sabores, incluyendo el mentol, los cuales están siendo usados en números alarmantes por los adolescentes neoyorquinos y los de todo el país.

Según informó Levine, el número de estudiantes de secundaria que usan cigarrillos electrónicos (e-cigarettes), a nivel nacional, aumentó en un 30% y “está cada vez más claro que se ha convertido en una epidemia de adicción entre los adolescentes que no podemos permitirnos ignorar por más tiempo”.

De aprobarse la ley, la ciudad de Nueva York se convertiría en la primera urbe de Estados Unidos en prohibir por completo este tipo de cigarrillos de sabores.

Levine hizo referencia a un reciente reporte del Departamento de Salud del estado de Nueva York que indica que el uso de estos cigarrillos de vapor se disparó en un 160% en cuatro años, de 10.4% en 2014 a 27.7% en 2018, debido en gran parte a los e-cigarettes de sabor.

“No es ningún secreto que los años de la adolescencia son críticos para el desarrollo del cerebro. Los adolescentes que usan productos de nicotina en cualquier forma, especialmente los cigarrillos electrónicos con sabor que a menudo tienen niveles más altos de nicotina, corren un riesgo único de sufrir efectos duraderos hasta la edad adulta”, dijo Levine en un comunicado enviado a este diario.

Respaldo de las autoridades de Salud

Durante la audiencia pública realizada el pasado miércoles por el Comité de Salud del Concejo, la Comisionada del Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York, la doctora Oxiris Barbot, expresó su completo apoyo al proyecto de ley presentado por Levine.

“Aunque los cigarrillos electrónicos han estado en el mercado por menos de diez años, en 2017 más del 17% de los estudiantes de las escuelas secundarias públicas de la ciudad de Nueva York informaron haber usado cigarrillos de vapor al menos una vez en el último mes. El uso del cigarrillo electrónico es ahora tres veces más común entre los jóvenes”, dijo la doctora Barbot durante su testimonio.

“Aunque los cigarrillos electrónicos no contienen tabaco, aproximadamente el 99% de ellos contienen nicotina, que puede ser particularmente adictiva para los jóvenes. La cantidad de nicotina en los cigarrillos electrónicos varía en gran medida entre los productos y, a menudo, no están etiquetados claramente o de una manera fácilmente comprensible”, agregó la Comisionada.

La doctora Barbot se refirió también al uso de productos de mentol, cuya campañas de mercadeo por parte de la poderosa industria del tabaco están dirigidas directamente a las comunidades minoritarias.

“En la ciudad de Nueva York, los cigarrillos de mentol son utilizados por el 85% de los adultos afroamericanos  y el 64% de los adultos latinos que fuman. Esto es injusto y es un verdadero problema de equidad en la salud”, denunció Barbot.

Las autoridades de Salud de la ciudad de Nueva York estiman que más de 100,000 neoyorquinos podrían intentar dejar de fumar inmediatamente después de que entre en vigor una prohibición en la venta de cigarrillos con mentol y otros sabores.

La comisionada del Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York, la doctora Oxiris Barbot durante su participación en la audiecia pública sobre los cigarrillos electrónicos./@MarkLevineNYC.

La industria del tabaco se opone

Durante la realización de la audiencia en el Concejo, representantes de la industria del tabaco y de los pequeños negocios que comercializan estos productos, realizaron una protesta en las escalinatas de la Alcaldía, con el fin de oponerse al Int. 1362.

Según informaron en un comunicado, en la actualidad aproximadamente 2,800 empresas en la ciudad de Nueva York tienen licencias locales para vender productos de vapor, con un estimado de 70 tiendas que venden exclusivamente estos productos con restricción de edad.

Por esta razón, los detractores de la ley dicen que si se aprueba esta ordenanza, los dueños de negocios tendrán 90 días para vender su inventario y, para aquellos que obtienen una mayor parte de sus ingresos de la venta de productos de vapor, es probable que cierren sus puertas para siempre.

“Esta ley prohibirá más del 95% de los productos de vapor que se venden en las tiendas en toda la ciudad de Nueva York”, dijo Spike Babaian, quien posee y opera cuatro tiendas minoristas de productos de vapor en la ciudad de Nueva York, y quien teme que tendrá que cerrar sus cuatro tiendas ‘Vape NY’ si esta propuesta se convierte en ley.

“La ciudad de Nueva York ya ha aumentado la edad para comprar productos de tabaco y vapor a 21 e hizo casi imposible la apertura de nuevas tiendas de vaporeo. En lugar de prohibiciones que sabemos que dañarán a los adultos, los legisladores de la Ciudad de Nueva York deberían concentrarse en una mejor aplicación de las restricciones de ventas ya existentes, que incluyen una mayor vigilancia de las identificaciones falsas y la educación veraz de padres y adolescentes”, agregó Babaian, quien también se desempeña como representante regional de la New York State Vapor Association  en la ciudad de Nueva York.

Subirán edad en todo el estado

La lucha contra los e-cigarettes y los productos de vapor también se está dando a nivel estatal. El pasado 12 de enero el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, presentó una propuesta de ley para aumentar la edad mínima para la venta de productos de tabaco y cigarrillos electrónicos de 18 a 21 años, la cual sería incluida en el presupuesto ejecutivo del 2019.  La propuesta es parte de una legislación más amplia del Gobernador que busca prohibir la venta de los productos de tabaco y los e-cigarettes en las farmacias y que autoriza al Departamento de Salud estatal para prohibir la venta de ciertos productos de tabaco y cigarrillos electrónicos con sabores, entre otras medidas.

“El estado de Nueva York continúa combatiendo la epidemia de adicción a la nicotina y esta importante legislación protegerá aún más a los neoyorquinos de los efectos adversos para la salud asociados con la exposición a los productos de tabaco. Especialmente entre nuestros jóvenes”, dijo el comisionado de Salud del Estado de Nueva York, el doctor Howard Zucker.