El templo que “El Chapo” construyó para su madre en Sinaloa y la plegaria de Doña Consuelo

Como si se tratara de la historia del “hijo pródigo”
El templo que “El Chapo” construyó para su madre en Sinaloa y la plegaria de Doña Consuelo
Una vivienda en La Tuna.
Foto: (Captura video / Univision)

La madre de Joaquín “El Chapo” Guzmán esperó muchas veces a su “hijo pródigo”, y los datos indican, que, hasta el 2016, en un templo que el propio mexicano le construyó.

A juzgar por los reportes de medios nacionales e internacionales,  María Consuelo Loera es una mujer de fe y, en parte lo demostraba con sus fieles visitas al espacio.

Un informe esta semana que incluye referencias a varias medios como Univision e Infobae detalla las características del lugar y sus propósitos. De acuerdo con la información que es retomada en la primera semana de deliberación en el juicio en Nueva York contra El Chapo, su progenitora acudía con regularidad a la Capilla de la Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús, construida en 1989, en el poblado de La Tuna, en Badiraguato, Sinaloa, donde nació Guzmán.

Los reportajes señalan que no se tiene certeza de si el templo, al que muy pocos periodistas han tenido acceso, estaba registrado como asociación religiosa (con personalidad jurídica) en México.

Algunas de las reglas que regían la capilla eran no consumir alcohol y no jurar. Adicional, “los hombres necesitan vestirse adecuadamente, ‘y no como un cholo o un macho’… las mujeres deben usar faldas, y nada de oro ni plata, aunque un modesto reloj dorado marca la muñeca de la madre del ‘Chapo'”, relató Phoebe Eaton en la trilogía para Kindle In the Thrall of the Mountain King.

Univision publicó en el 2013 que “todos los domingos, de las 10 de la mañana a la 1 de la tarde, los seguidores de la iglesia oraban y cantaban bajo las órdenes de un pastor que vive en la villa”. Incluso, el propio “Chapo” acudía a orar al lugar.

Eaton que visitó el lugar y conversó con allegados del presunto exlíder del cartel de Sinaloa dijo que, posteriormente, el espacio fue utilizado para que los “corazones del juez y del jurado sean conmovidos y demuestren que Dios es misericordioso”, esto en referencia al proceso judicial que se sigue contra el mexicano en Nueva York.

Hoy de la iglesia queda muy poco, luego de que en el 2016 un ataque de un comando armado obligara a Loera a abandonar la propiedad que albergaba el templo.

Y en la Corte Federal del Distrito Este de Brooklyn donde El Chapo enfrenta juicio apenas se divisa la pequeña estatua de Jesús Malverde, conocido como “el santo de los narcos”, que apareció misteriosamente dizque para “interceder” por el acusado.