Acusado por muerte de policía en Queens era un “bromista” de las redes sociales

Tenía un canal en YouTube en el que simulaba escenas públicas; en muchas, involucraba a la Policía
Acusado por muerte de policía en Queens era un “bromista” de las redes sociales
Ransom actualizaba el canal “Chris the Risk”.
Foto: (Facebook)

El sospechoso de provocar el tiroteo que culminó en el asesinato en Queens del detective  del Departamento de la Policía de Nueva York (NYPD),  Brian Simonsen, de 42 años, se dedicaba a grabar “bromas” y compartirlas en redes sociales.

Christopher Ransom, de 27 años, está acusado de robo y de provocar la balacera la noche del martes en una tienda T-Mobile, en Queens. Supuestamente, Ransom, sacó un arma de juguete, lo que llevó a que los agentes la emprendieran a balazos e impactaran al detective.

El NYPD asegura que Ransom es un criminal de carrera que intentaba robar la tienda. Sin embargo, los nuevos detalles sobre el historial cibernético del acusado ponen en debate lo planteado por las autoridades.

El sospechoso, también conocido como “Chris the Risk” tiene páginas en Facebook  y YouTube bajo la identificación de “CHR Productions” en los que comparte bromas realizadas en espacios públicos e incluso en los que involucra a oficiales de la policía.
En uno de hace dos años, por ejemplo, aparece bailando sobre en el techo de una patrulla del NYPD.

En otro video del 2016 que citan medios locales, el acusado ingresa a una gimnasio de Planet Fitness y simula balear a par de hombres (con un plátano en mano) en una máquina trotadora mientras se escucha la canción de fondo “Hands Up” (Manos arrina) de Lloyd Banks.

Otro clip que reseña la prensa es uno destacado en YouTube que lleva como título “Vigilante ofrece servicios al NYPD”, de septiembre de 2016. En esa grabación tipo parodia,  se ve a Ranson en el exterior de la comisaría de la calle 71 con capa roja, gafas y calzoncillos negros. En otro, con vestimenta similar interrumpe el tránsito.

 

“Yo solo quiero salvar la vida de la gente”, expresa el afroamericano a un oficial que vigila la entrada al cuartel.

“Yo solo quiero preguntarles, ustedes, chicos, ¿necesitan mi asistencia?”, continúa. “Yo soy un superhéroe…los amo chicos, realmente, los aprecio”.

El día del hecho, Simonsen – que se supone no estuviera trabajando-  y su compañero Matthew Gorman,  llegaron a la escena a eso de las 6 p.m. cuando se conoció el reporte del robo. Allí se toparon con Ransom, quien, supuestamente, apuntó con la pistola y se lanzó sobre los agentes en lo que ha sido calificado como un intento de suicidio por las autoridades. Ransom sobrevivió a unas ocho balas, de acuerdo con reportes de medios locales. El detective no sobrevivió a una.

Los investigadores alegan que, previo a lo interior, en el incidente en la zona Richmond Hill,  el sospechoso – camuflado con una máscara negra – ordenó a dos trabajadores del lugar  moverse a un cuarto de la parte trasera del lugar, donde los amarró.  El invasor procedió a llenar una bolsa con dinero en efectivo y tarjetas para teléfonos SIM.