Amazon ganó $11,200 millones en 2018 en EEUU y no tuvo que pagar impuestos

Leyes modificadas por la Administración Trump lo permiten
Amazon ganó $11,200 millones en 2018 en EEUU y no tuvo que pagar impuestos
Jeff Bezos es el hombre más rico del mundo.
Foto: Getty Images

La empresa de tecnología Amazon tuvo en 2018 una ganancia de US$11,200 millones de dólares, pero por segundo año consecutivo no afrontará ningún gasto en impuestos sobre esos ingresos. Así se desprende de un informe del Instituto de Impuestos y Política Económica (ITEP), que reveló maniobras similares en otras grandes compañías, informaron medios internacionales como The Guardian y Fortune.

La empresa comandada por el hombre más rico del mundo, Jeff Bezos , casi duplicó sus ganancias al pasar de una facturación de US$5,600 millones en 2017 a US$11,200 millones. Pero lejos de pagar la tasa legal del impuesto sobre la renta del 21%, reportó un reembolso de impuestos federales de US$129 millones para el año, una tasa impositiva del -1%.

“La letra pequeña de la declaración de impuestos sobre los ingresos de Amazon muestra que este logro se debe en parte a varios ‘créditos fiscales’ no especificados, así como a una reducción de impuestos para las opciones de acciones de ejecutivos”, detalló el instituto.

Pero Amazon no está sola. Según apuntaron desde el instituto, Netflix registró una ganancia de $845 millones de dólares en 2018, pero tampoco pagó impuestos federales ni estatales sobre la renta. Esta situación -explicaron- es consecuencia de medidas de la administración de Donald Trump , que redujo drásticamente las tasas de impuestos corporativos federales y amplió otras.

“No es la primera vez que hacen esta maniobra”, dijo Matthew Gardner, miembro senior de ITEP. “Más que ninguna otra compañía que haya visto, Amazon ha construido su empresa en torno a la evasión fiscal”.

Según explicó, una idea central de los recortes de impuestos de Trump fue reducir las tasas de impuestos corporativos del 35% al 21%, pero a medida que se conocen las declaraciones de impuestos, cada vez está más claro que muchas empresas ni siquiera están pagando la tasa más baja.

“No se puede culpar al Congreso -dijo Gardner-, porque no fue el Congreso el que propuso estas ideas. Son el producto de un lobby muy fuerte de estas empresas que, en muchos casos, escribieron ellas mismas la ley”.