Jueza que casaría a guatemalteco llama a “La Migra” antes, pero él era ciudadano

Alexander Parker presentó una demanda contra Elizabeth S. Beckley, jueza en Pennsylvania
Jueza que casaría a guatemalteco llama a “La Migra” antes, pero él era ciudadano
Foto ilustrativa de un agente de ICE.
Foto: ice.gov

Un guatemalteco detenido por error el día de su boda, presentó una demanda argumentando violaciones a sus derechos constitucionales.

Alexander Parker fue detenido en la corte el día que fue a casarse, porque la juez de distrito Elizabeth S. Beckley, basada en Camp Hill, Pennsylvania, sospechó erróneamente que él estaba ilegalmente en Estados Unidos.

Parker demandó a la juez Beckley, a dos entidades judiciales y a un oficial de la corte, no identificado aún, quien le dijo que no podía abandonar el recinto.

La demanda federal reclama que Parker y su novia fueron a la oficina de la corte para casarse en mayo de 2017, pero las sospechas de Beckley la llevaron a llamar a los agentes de ICE.

Parker había proporcionado una identificación válida emitida por el consulado de Guatemala, pero Beckley le dijo que no era suficiente, de acuerdo a la demanda.

El inmigrante, ahora de 22 años, dice que después de horas de detención, los agentes llegaron y confirmaron que sí es residente legal permanente de Estados Unidos.

Beckley le dijo a la pareja que “lamentaba que el señor Parker hubiera sido detenido, pero, inmediatamente, insistió en que su sospecha de que él no estaba legalmente en el país estaba justificada”, según dice la demanda. Después del incidente, Beckley casó a la pareja y días después los esposos supieron que estaban esperando una hija.

Beckley no devolvió los mensajes de AP solicitando comentarios.

El recurso indica que el oficial de la corte, quien estaba armado y con uniforme al momento de la boda, será identificado una vez que los abogados de Parker obtengan su nombre. Los otros acusados ​​son el tribunal de distrito de Beckley y el distrito judicial del estado. Una portavoz del sistema de tribunales estatales no ofreció comentarios inmediatos.

Los Parker ahora viven en Kissimmee, Florida, donde él trabaja en jardinería, cuidado del césped y remoción de escombros.

La demanda plantea que Parker “se sintió irrespetado y disminuido, y que le ofendió y le molestó que Beckley pensara que estaba sujeto a la deportación porque es latino, de piel oscura y nacido en Guatemala”.

La queja del hombre detalla que su madre lo entregó en adopción cuando era un bebé, y, posteriormente, fue llevado a Nueva Jersey con posibilidad de ser adoptado. El hombre nunca regresó a Guatemala y no habla español.

Durante su adolescencia, la pareja que había tenido la intención de adoptarlo renunció a su custodia, y cuando se graduó de la escuela secundaria, continuaba bajo la custodia de los Servicios para Niños y Jóvenes del Condado de Bucks, según la demanda. La pareja, que según Parker nunca formalizó su adopción ni la de otros dos menores, no obtuvo una tarjeta de identificación para confirmar su estado legal, dice la querella.

Según él, es por eso que no ha podido conseguir una identificación con foto emitida por Pensilvania, así que con la ayuda de su asistente social del Condado de Bucks, obtuvo una tarjeta de identificación de Guatemala en abril de 2017.

Con la demanda, Parker busca compensación por daños compensatorios y punitivos, tarifas y costos.

(Editado por: Natalia Urrego con información de AP)