Gobierno Trump se ve obligado a responder por menores inmigrantes separados en la frontera

A pesar de la orden judicial 187 menores inmigrantes permancen aún sin reunficar con sus padres
Gobierno Trump se ve obligado a responder por menores inmigrantes separados en la frontera
El gobierno explicó y defendió sus procedimientos
Foto: Chip Somodevilla / Getty Images

Así fue, este miércoles el gobierno de Donald Trump finalmente se reportó sobre de la la situación de los 249 menores inmigrantes que fueron separados de sus padres tras el mandato judicial de junio pasado, el cual obligó a la reunificación de las familias separadas en la frontera sur.

Según un documento presentado hoy en una corte federal de San Diego, en respuesta al pedido de los abogados que representan a las familias migrantes separadas por la política de “tolerancia cero” contra la inmigración ilegal, entre el 27 de junio de 2018 y el pasado 5 de febrero la Oficina de Reubicación de Refugiados (ORR) recibió a 249 menores que fueron alejados de sus familiares.

De esa cifra, 62 ya han sido reunificados, ya sea con sus padres u otro familiar o tutor, según el reporte.

En 225 casos la separación se debió a que el padre contaba con antecedentes criminales o afiliaciones a pandillas, en 17 por problemas de salud de los progenitores, y en otros tres había dudas sobre el parentesco, detalla el informe.

Los abogados del Gobierno federal explicaron en el escrito el procedimiento adoptado tras la orden de reunión emitida por el juez Dana Sabraw, quien preside la demanda colectiva, así como las opciones que tienen los padres para la reunificación con los menores.

En ese sentido, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) lleva a cabo la separación en casos en que haya historial criminal por parte de los padres, enfermedad, se encuentre algún riesgo para el menor, u otros criterios, dijeron los abogados.

Posteriormente, DHS comunica los motivos a la agencia de Salud y Servicios Humanos (HHS), la cual se asegurará que dicha información llegue a los abogados que representan a los menores.

No obstante, los abogados que representan por separado a los padres y niños migrantes indican en el reporte que habían hecho algunas sugerencias sobre lo que debe incluir una base de datos para poder supervisar mejor futuras separaciones.

Este equipo legal ha pedido al gobierno una propuesta por escrito y hasta el pasado viernes habían sido notificados de que “estaba en proceso de desarrollarse una”, aunque hasta ahora no la han recibido.

Hasta la fecha, la Administración Trump ha reunificado a 2,735 de los 2,816 niños que separó de sus padres en la frontera sur, en su mayoría, inmigrantes centroamericanos que buscan asilo político.

Si bien en noviembre pasado se había llegado a un acuerdo para resolver la demanda colectiva, en el que se incluía reconsiderar todas las peticiones de refugio, a mediados de enero se reveló una auditoría de la Oficina del Inspector General del HHS que insinuó que el Gobierno separó a “miles de niños más” de los contemplados en el litigio.

Dicho informe reflejó que antes que la política de “tolerancia cero” fuera ejecutada ya se habían separado a miles de familias. Las autoridades hicieron saber que su reunificación sería complicada dado que se carecía de un sistema para rastrearlos.

El hallazgo causó indignación entre el equipo legal que defiende a los inmigrantes, y lo dejarán saber el jueves en una audiencia en una corte federal de San Diego