Sindicatos presionan al Congreso para proteger a “dreamers” y beneficiarios de TPS

Destacan la fuerza laboral que representan estos inmigrantes
Sindicatos presionan al Congreso para proteger a “dreamers” y beneficiarios de TPS
Activistas mantienen su lucha a favor de los "dreamers" y los llamados "tepesianos".
Foto: Alex Wong/Getty Images

Una treintena de organizaciones sindicales exige al Congreso de los Estados Unidos aprobar reformas para proteger en forma definitiva a los “dreamers” y los beneficiarios del Estado de Protección Temporal (TPS).

La misiva de la coalición Familias Trabajadoras Unidas (Working Families United) está dirigida a los líderes de la mayoría en la Cámara y el Senado, los demócratas Nancy Pelosi y Charles Schumer, y de la minoría, los republicanos Kevin McCarthy y Mitch McConnell, respectivamente.

“Como organizaciones sindicales que representan a millones de trabajadores en los EEUU, los instamos a renovar las designaciones de Estado de Protección Temporal (TPS) y aprobar la legislación en la Cámara… lo antes posible, a más tardar los primeros 100 días del 116 ° Congreso”, señalan los peticionarios.

Agregan que debe protegerse de manera permanente a los llamados “tepesianos”, así como a los “dreamers”, que están bajo la Acción Diferida (DACA), a fin de que logren la ciudadanía estadounidense.

“Hay un gran número de titulares de TPS y dreamers en los Estados Unidos. Muchas de estas personas son miembros valiosos de nuestros sindicatos y de nuestra comunidad laboral”, dice la carta. “Trabajan en construcción, restaurantes y servicio de comidas, guarderías, supermercados, escuelas y muchos otras industrias en las que representamos a los trabajadores”.

Agregan que los inmigrantes son dueños de viviendas y padres de más de cientos de niños ciudadanos de los Estados Unidos, por lo que su deportación no sólo afectaría sus vidas personales, sino la economía del país.

“Los tribunales han actuado recientemente para proteger a los titulares de TPS y dreamers, pero esas protecciones son temporales”, alertan. “Debemos aprobar leyes para proporcionar protecciones permanentes a estos valiosos trabajadores”.

En respuesta a una demanda, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) tuvo que ampliar el periodo del TPS para El Salvador, Nicaragua, Haití y Sudán, lo que beneficia a más de 300,000 personas, pero el nuevo permiso –cuyas autorizaciones de empleo son automáticas– sólo es vigente hasta enero de 2020.

“Los trabajadores inmigrantes son la columna vertebral de la industria hotelera estadounidense, y los miles de trabajadores de Unite Here en TPS y DACA son miembros insustituibles de sus familias, comunidades y fuerzas laborales en todo el país”, destaca D. Taylor, presidente de Unite Here.

Mensajes similares fueron expuestos por Terry O’Sullivan, presidente LIUNA (un sindicado de construcción); James Boland, de Bricklayers (red de contratistas); Esther López, de UFCW (empresas de alimentos), y Ken Rigmaiden, de IUPAT (pintores).

“Para el movimiento obrero, estos programas (TPS y DACA) han sido vitales para asegurar que miles de personas trabajadoras tengan derechos en el trabajo y la libertad de negociar juntos por un salario justo y condiciones laborales”, destacó Richard Trumka, presidente de AFL-CIO (una federación laboral).

La coalición representa a más de 4 millones de empleados en los EEUU.