Un campo minado de trampas y abusos para el consumidor

Distintas agencias federales y estatales piden "un sano escepticismo" ante las ofertas, favores y la petición de información

Un campo minado de trampas y abusos para el consumidor
El robo de identidad a menores mediante el uso ilegal del número del Social Security, crece aceleradamente.
Foto: Getty Images

Mantener un sano escepticismo, saber que cuando las cosas parecen demasiado bonitas para ser verdad suelen ser mentira y que no hay que temer amenazas son estrategias clave para evitar el campo minado de trampas, fraudes y abusos que pueden sufrir los consumidores.

Normalmente es el dinero lo que motiva a los estafadores y negocios abusivos pero ahora que los contornos de la privacidad se difuminan con la proliferación de servicios en la red y el valor de los datos personales, hay que prestar atención a muchos frentes.

El Better Bureau Business, una oficina en la que los consumidores se informaron en más de 172 millones de ocasiones en 2018 sobre empresas y servicios, ha recibido más de 149,000 informes sobre actividades fraudulentas o abusivas desde 2015.

Los servicios financieros, las ventas por Internet, el sector de salud y belleza, automotriz y cadenas comerciales son los que más quejas generan por parte de los consumidores. Normalmente estos están relacionados con la falta de entrega de un producto o servicio, problemas de crédito, facturación y publicidad, incumplimiento de promesas, insatisfacción con lo recibido o contratos abusivos.

Los servicios que se incluyen a través de aplicaciones de celular llegan por primera vez a la lista de cuestiones a vigilar por el aumento de las quejas sobre ellas

Coincidiendo con la Semana de Protección al Consumidor, Claire Rosenzweig, presidenta del BBB del área metropolitana de Nueva York, explicó que han aumentado las quejas de los consumidores lo que indica que más personas están dispuestas a reportar incidentes “lo que nos permite llamar la atención por el mal comportamiento de algunos negocios y educar mejor a los consumidores”.

El fraude tiene en alerta a muchos departamentos y oficinas públicas que este año están haciendo un especial énfasis en lo siguiente:

IRS: La agencia que se encarga de los tributos recuerda que “la temporada de impuestos es la temporada de estafas”. La portavoz del IRS explicaba que los estafadores buscan información financiera de los contribuyentes para hacerse pasar por ellos y abrir nuevas cuentas, solicitar créditos en su nombre o incluso reclamar un reembolso fraudulento. Aunque se está trabajando para mejorar la seguridad se incide en que cada uno proteja sus computadoras, se usen claves de acceso fuertes, se encripten documentos, no se facilite información por teléfono, no se lleve encima el número del seguro social y en general “se proteja la información de sus datos como si fuera dinero”.

La agencia recuerda evitar el phishing o solicitud de información electrónica por parte de alguien que se hace pasar por una agencia o negocio legítimo. EL IRS ha detectado que algunos estafadores roban información personal y presentan declaraciones fraudulentas, luego usan las cuentas bancarias reales de los contribuyentes para el depósito directo de los reembolsos. Después usan varias tácticas para reclamar el reembolso de los contribuyentes, incluyendo una en la que dicen que son de una agencia de cobro o del propio IRS.

Servicio Postal: Correos está poniendo en marcha una campaña en los campus con guías sobre los fraudes más frecuentes y abusos con presuntos compañeros de apartamento, soportes técnicos, robo de identidad y el llamado “craqueo de tarjetas” que ocurre cuando alguien pide a un estudiante que abra una cuenta para hacer un depósito que dinero fraudulento que puede retirar antes de que este se verifique.

SEC: El regulador de los mercados quiere que quienes tienen interés en invertir en los mercados desconfíen de los videos de promoción de algunas plataformas de intermediación y no se dejen llevar por imágenes y testimonios que son pura fantasía. Según explicaba el abogado de la SEC, Jorge Tenreiro, se han detectado videos comerciales que promueven un software para la inversión exponiendo una falsa idea de riqueza inmediata por parte de sus usuarios. “Son actores, no millonarios y sus testimonios son falsos”, advertía Tenreiro.

Desde esta agencia se pide también desconfianza ante pistas o ideas de inversión de personas que no son independientes y tienen interés en los movimientos de la Bolsa para su propio beneficio. Además se advierte mucha cautela cuando estas pistas están dirigidas a “prometedoras” acciones de bajo valor.

fraude tarjeta

Fiscalía general de Nueva York: Avisa de una estafa que normalmente empieza con una alerta en el computador sobre un riesgo o ataque. Los estafadores se presentan como empleados de apoyo técnico de empresas legítimas como Microsoft o Dell y acosan al usuario a pagar por la ayuda que se le presta. A veces simplemente guían al usuario a instalar un software que les permite entrar en sus computadores.

DHS: Los estafadores están usando la identificación telefónica del Departamento de Seguridad Nacional para tender una trampa a personas en todo el país, particularmente inmigrantes. A estos se les presentan como empleados de una agencia de inmigración para obtener o verificar información de identidad de la víctima a la que a veces le llegan a decir que están tratando de proteger de robo de identidad. En ocasiones piden pagos para evitar arrestos con los que amenazan.

AARP: El 27% de los americanos sabe de alguien que ha sido estafado con una amistad o romance en la red o lo han sido ellos mismos. Maggie Castro, directora asociada de AARP, explicaba que muchos contactos empiezan en apps o redes de citas pero a veces se sigue la comunicación en medios personales y eso tiene que elevar las alertas. “Vigilen por personas que declaran su amor muy rápidamente, son del país pero están viajando, van a ir a verles pero cancelan en el último minuto o piden ayuda financiera”.

Castro recomienda que se corte la comunicación cuando suceden estas cosas, nunca se mande dinero o tarjetas de regalo, que es lo que se suele pedir.

Colegios for profit

El Departamento de Asuntos de Consumidores de Nueva York hizo un llamado particular sobre los centros de formación universitaria con ánimo de ganancias que no están aún reguladas por el Estado. Algunas de estas universidades se gastan más dinero en promoción y marketing que en formar a los alumnos, dijo la comisionada de la ciudad Lorelei Salas.

Salas explicó que muchos de estos colegios están apoyados casi enteramente por préstamos del estado y federales y “muchas veces tienen poco que ofrecer de valor por lo que pagan los estudiantes a quienes les queda una fuerte deuda”. Salas dijo que muchos de esos estudiantes pertenecen a comunidades minoritarias o de bajos ingresos y caen en tácticas predatorias tentadoras para personas que pueden ser los primeros en su familia que cursan estudios superiores aunque luego sus tasas de graduación son muy bajas.

El DCA quiere que 72 horas antes de que un estudiante se matricule tengan la siguiente información: el costo total del programa, las tasas de graduación de los últimos dos días y el tiempo promedio que toma completar un programa.