¿Qué es el trastorno obsesivo compulsivo y cómo saber si lo padezco?

Si tienes comportamientos repetitivos obligatorios puedes estar padeciendo de este trastorno
¿Qué es el trastorno obsesivo compulsivo y cómo saber si lo padezco?
Foto: shutterstock

Hay ciertos pensamientos y comportamientos que pueden alterar tu vida, incluso afectar la forma en la que te relacionas con las personas.

Una de las mayores dificultades es convivir teniendo el Trastorno  Obsesivo Compulsivo (TOC), y por eso aquí aprenderás a detectarlo.

¿Qué es el TOC?

Es una enfermedad derivada de la ansiedad que se da tanto en niños, como en adultos, y provoca obsesiones, compuestas por pensamientos repetitivos, y compulsiones, que son acciones iterativas, exageradas e inexplicables.

Se suele pensar que las personas con TOC son aquellas que necesitan ver todo ordenado, pero este trastorno va más allá, también puede estar ligado con obsesiones por gérmenes, accidentes, formas geométricas, entre otras.

¿Cómo reconocer el trastorno?

Ideas recurrentes e inexplicables

Son pensamientos constantes que no desaparecen de la mente de la persona con TOC, a pesar de que no exista ninguna causa o estimulo externo.

Entre las obsesiones más comunes podemos encontrar el temor a enfermarse o a llenarse de gérmenes, la idea de sufrir lesiones y el malestar por la asimetría de los objetos. Estas ideas condicionan la vida de las personas con TOC.

Acciones repetitivas

Como consecuencia de las obsesiones, las personas se ven en la necesidad de hacer ciertas acciones de forma repetitiva y exagerada, tratando de calmar esos pensamientos.

TOC
Shutterstock

En este sentido surgen los comportamientos que podemos apreciar donde un paciente con TOC puede lavarse las manos muchas más veces de lo necesario, suelen comprobar varias veces que las puertas estén cerradas o que la luz esté apagada, ordenan los objetos simétricamente y limpian más de lo usual.

Síntomas permanentes

Todos podemos tener un comportamiento obsesivo compulsivo ocasionalmente. La forma de identificar la enfermedad es determinar si la idea obsesiva desaparece o se mantiene constante, pues en el TOC estos pensamientos no abandonan a la persona.

Incapacidad para detener este comportamiento

En la mayoría de los casos de este trastorno, la persona es capaz de reconocer que existe un problema y que sus acciones resultan exageradas. Sin embargo, no es capaz de detener por sí sola, ni las obsesiones ni las compulsiones.

El TOC puede heredarse y se presenta a temprana edad. Su tratamiento es a través de pastillas y consulta psicológica, por lo que es fundamental acudir a un especialista.