¿Cómo se comporta una persona que sufre de trastorno bipolar?

Es importante conocer los síntomas para detectar algún caso cercano
¿Cómo se comporta una persona que sufre de trastorno bipolar?
Foto: shutterstock

El trastorno bipolar es una enfermedad psicológica que afecta los estados de ánimo de un individuo.

Pero lo que causa el trastorno bipolar, es un desequilibrio en la química del cerebro, específicamente en los neurotransmisores.

Esto produce que la persona pase de estados anímicos altos, o eufóricos a estados depresivos y episodios de tristeza de un momento a otro.

Por esta razón, se le considera al trastorno bipolar como una enfermedad crónica y episódica. Y si bien no tiene cura, ya que es una condición permanente, se puede controlar con medicamentos y tratamiento psicológico.

Diagnóstico del trastorno bipolar

El diagnóstico se determina a partir del comportamiento del paciente, y de los episodios maníacos y depresivos que presente.

Por eso es importante estar atento a la conducta de una persona que pueda presentar cambios de ánimo abruptos y comportamientos fuera de lo normal.

Comportamiento de una persona con trastorno bipolar

El comportamiento de una persona que sufre de esta enfermedad varía mucho dependiendo del estado de ánimo. Su conducta puede ser extraña para las otras personas, e incluso erráticas.

Hay que tener en cuenta que este trastorno consta de dos fases: una fase maníaca, donde la persona está en un estado de euforia, y otra etapa depresiva.

Etapa eufórica

En su etapa eufórica, el individuo incrementará su actividad física, puede llegar a demostrar un optimismo desbordado, tendrá confianza en sí mismo. También puede mostrar un comportamiento un tanto agresivo y estará algo irritable.

Tendrá delirios de grandeza y será muy pretencioso. Es una persona que hablará muy rápido y será muy impulsivo, mostrará poco juicio y también será una persona distraída.

Su comportamiento será imprudente, cometiendo muchos errores. Y en casos extremos, tendrá episodios de alucinaciones y delirios.

Etapa depresiva

En cuanto a esta etapa, se produce un estado de tristeza y de llanto sin motivo alguno.

Hay cambios en sus hábitos de sueño y alimienticios. La persona mostrará un comportamiento irritado, tendrá episodios de ansiedad y de preocupación desproporcionada.

Tendrá una actitud pesimista. Si antes era una persona entusiasta, ya no sentirá interés por nada. Su autoestima será baja, y no podrá concentrarse en sus labores. Incluso mostrará una tendencia indecisa o indiferente a su entorno, lo que la retraerá socialmente.

Por último, entre otras cosas, pensará con mayor frecuencia en la muerte o el suicidio. Por este motivo, las personas que sufren de bipolaridad necesitan atención urgente para que puedan sobrellevar su estado mental y comprender lo que les está pasando.

Los familiares y amigos deben colaborar con las terapias y hacerle comprender a la persona lo valiosa que es, y estar atentos a cualquier cambio en su comportamiento, para avisar de inmediato al doctor que lo esté tratando.