7 consejos para perder peso cuando has llegado a los 40

Después de los 40, nada es igual
7 consejos para perder peso cuando has llegado a los 40
El cuerpo no es el mismo después de los 40.
Foto: Shutterstock

Lo sabemos: entre las muchas cosas que cambian cuando llega la cuarta década de la vida, el metabolismo es una de las más mencionadas. Ya no es tan fácil perder peso como cuando tenías 20 y parece que la grasa ha aprendido a acumularse en zonas estratégicas donde no luce nada bien.

Si ya estás en “el cuarto piso” de la existencia o estás a punto de poner un pie en él, estos consejos para perder peso cuando has llegado a los 40 te serán útiles no sólo para lucir bien, sino para tener una vida saludable.

Es hora del té

Sí, es muy complicado hacer este cambio cuando toda la vida has disfrutado del buen café, pero ha llegado el momento. Tomar té verde varias veces durante el día puede ayudar a tu metabolismo a funcionar mejor y a quemar más grasa. Añade té verde a tu batido de la mañana o tómalo como agua durante el día y verás los resultados.

Limita la soda y el alcohol

Sí, también es complicado, pero es necesario. La soda aporta calorías vacías y, aunque sea de dieta, con ella ingieres químicos que hacen que la grasa se acumule alrededor de tus órganos. En cuanto al alcohol, el organismo tiene más problemas para metabolizar las bebidas alcohólicas conforme pasan los años, así que tardarás más tiempo en quemar las calorías de una copa de vino que cuando estabas en tus 20.

Hazlo tú

Cualquier actividad o manualidad que debas hacer en casa, hazla tú mismo en la medida de lo posible: pintar las paredes de otro color, limpiar, acomodar estantes o armarios, cualquier cosa sencilla que implique moverte de otra manera y quemar algunas calorías extra, te ahorrarán no sólo algunos dólares, sino también algunas libras de más en tu cuerpo.

Una regla para antes de cada comida

Dos tazas de agua, siempre antes de cada comida, pueden ser muy beneficiosas. Además de ayudarte a comer menos al darte sensación de saciedad, el agua ayuda a perder hasta un 30 por ciento más de peso que si no la bebes, pues el líquido es fundamental para que todo tu organismo funcione de manera óptima.

Ponte más activo

Camina más, usa menos el auto, consigue una bicicleta, da un buen paseo después de cenar, haz todo lo que esté a tu alcance para sentarte menos, porque esas pequeñas actividades adicionales, a largo plazo, representarán una pérdida de calorías importante que te ayudará a mantener un peso saludable.

Ayuna

Limita tu ingesta de alimentos a un horario de 9 AM a 6:30 pm. Esto dará a tu cuerpo una ventana de varias horas de ayuno que le servirá para quemar más calorías y optimizar el funcionamiento del sistema digestivo.

Prueba la meditación

El estrés es un factor que, a medida que pasan los años, es más difícil de manejar y nos afecta de maneras insospechadas luego de años de acumulación. Meditar, hacer mindfulness, yoga, tai-chi o cualquier otra actividad que te ayude a respirar mejor y relajarte, tendrá un efecto positivo no sólo en tu día a día, sino en el funcionamiento de tus hormonas y tu metabolismo.