Regresa a Colombia tras cumplir cárcel por narcotráfico en EEUU y sicarios lo acribillan en plaza de comidas

Las autoridades no han establecido claramente las motivaciones del crimen
Regresa a Colombia tras cumplir cárcel por narcotráfico en EEUU y sicarios lo acribillan en plaza de comidas
Rodríguez acudió a la reunión para cerrar un negocio de un inmueble.
Foto: (Captura / Twitter)

Un colombiano que recién regresaba a su país luego de cumplir una condena de 20 años de cárcel en Estados Unidos, fue acribillado por sicarios en una plazoleta de comidas en Bogotá en un aparente ajuste de cuentas que podría estar ligado al narcotráfico.

El crimen se reportó este lunes, a eso de las 9:30 a.m., en el espacio de ventas en Carulla de la 116 en el sector Usaquén.

Un video de seguridad muestra el momento exacto en que Ezequiel Rodríguez Hoyos, de 52 años y originario de Barranquilla, es baleado por la espalda por dos sujetos que, posteriormente, huyen en motos. El convicto, que se aprecia sentado en una mesa junto a dos hombres y una mujer, había acudido al establecimiento a cerrar un negocio de un inmueble.

Previo al ataque, uno de los acompañantes se levanta de la silla para atender una llamada a su celular, y, seguidamente, se aleja del espacio. Las autoridades consideran a esta persona pieza clave para esclarecer el caso.

“En Colombia no tenía antecedentes. No obstante estamos averiguando si el homicidio guarda relación con el hecho de que estuvo preso en Estados Unidos”, dijo, por su parte, una fuente policial a El Heraldo.

Cintia Botero, cuñada de la víctima, declaró a la emisora BluRadio que Rodríguez estuvo preso en EEUU, presuntamente por delitos de narcotráfico.

Sin embargo, las autoridades no han establecido claramente las motivaciones del crimen.

“Él ya no volvió a delinquir y tenemos pruebas en que él estaba trabajando (…) y no volvió a EEUU”, sostuvo la mujer.

Por su parte, la esposa del occiso, María Elena Botero, dijo que su pareja había sido amenazado días antes del ataque.

El informe de El Heraldo apunta, sin embargo, a que la esposa del fallecido le dijo a la Policía que no tenían conocimientos de amenazas en su contra. La mujer, además, habría negado que su esposo estuviera vinculado con el narcotráfico y que estuviera buscando escoltas para que lo protegieran.