México lanza alerta por la “caravana madre” de inmigrantes con más de 20,000 centroamericanos

Autoridades mexicanas preparan operativo para evitar ingreso masivo y desordenado
México lanza alerta por la “caravana madre” de inmigrantes con más de 20,000 centroamericanos
La caravana migrante de octubre de 2018.
Foto: John Moore/Getty Images

El Gobierno mexicano se prepara para hacer frente a la que ha llamado la “caravana madre” de inmigrantes centroamericanos con un contigente de más de 20,000 personas.

Así lo alertó la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien dijo tener reportes de que la movilización comienza en Honduras.

La funcionaria federal explicó que éste fue uno de los temas que abordó en la reunión con la secretaria de Seguridad Nacional (DHS) , Kirstjen Nielsen en Miami, Florida.

La funcionaria mexicana, la segunda de mayor rango después del presidente Andrés Manuel López Obrador, dio detalles de asuntos migratorios en el marco de la XXXII Consulta Nacional Jurídica y Fiscal para Iglesias y Asociaciones Religiosas, organizada por Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas (Cofraternice).

Reveló que EEUU reportó que en febrero deportaron al menos 76,000 inmigrantes, mientras que para marzo se estima que la cifra se eleve a más de 90,000.

La nueva caravana ya suma alrededor de 2,400 personas, pero su volumen se estima alcance más de 20,000.

Sánchez Cordero reconoció la complejidad del problema, sobre todo siendo México un país de tránsito, ya que de continuar así la situación se estima que a finales de este año unos 900,000 centroamericanos habrían cruzado a EEUU.

Criticó la ruta de camiones en Tapachula, México, que transporta a los indocumentados, y dijo que se trata de una mafia que sólo ayuda a que se desborde la inmigración.

Sánchez Cordero dijo que el Gobierno mexicano buscará establecer orden en los 1,020 kilómetros de la frontera sur, donde existen 370 puntos ilegales de inmigración y solo 12 puntos legales, a fin de evitar el ingreso masivo y desornedado.

La funcionaria no dio detalles de un operativo con la Policía Federal o con el Ejército para reducir el impacto migratorio.