La Casa Blanca propuso liberar inmigrantes como arma política contra las ciudades santuario: Washington Post

El presidente ha amenazado con retirar los fondos que otorga la federación a todas las ciudades o estados que no cooperen con inmigración
La Casa Blanca propuso liberar inmigrantes como arma política contra las ciudades santuario: Washington Post
La propuesta pretendía aliviar la falta de espacio en los centros de detención de inmigrantes.
Foto: CBP

Oficiales de la Casa Blanca presionaron a las autoridades de inmigración para que liberaran a inmigrantes que tenían bajo su custodia en las llamadas ciudades santuario, como una forma de represalia contra los adversarios demócratas del presidente, Donald Trump, según ha reportado este lunes el diario The Washington Post.

Los oficiales habrían hecho esta propuesta a las agencias encargadas de liberar a los inmigrantes detenidos al menos dos veces durante los últimos seis meses, según correos electrónicos a los que tuvo acceso el diario citado. Esta información no ha sido confirmada hasta el momento por Noticias Telemundo.

San Francisco, el distrito electoral de la representante y líder demócrata Nancy Pelosi habría sido una de las ciudades objetivo, según oficiales del Departamento de Seguridad Nacional.

A mediados de noviembre, ante la llegada de la primera caravana de migrantes centroamericanos, oficiales preguntaron a las agencias si podían arrestarlos en la frontera y enviarlos en autobuses “a ciudades santuario de tamaño pequeño y mediano”, reportó el Washington Post.

Se ha llamado santuario a aquellas localidades donde las autoridades no cooperan con las agencias de inmigración federales. Esto quiere decir que, si un inmigrante indocumentado es detenido por una infracción, por ejemplo, de tránsito, los policías locales no pueden retenerlo para que un agente de ICE (el Servicio de Inmigración y Aduanas) vaya por él.

Esto ha provocado la ira del presidente, quien ha amenazado con retirar los fondos que otorga la federación a todas las ciudades o estados que no cooperen con inmigración.

La Casa Blanca presentó su propuesta a las agencias como una forma de aliviar la falta de espacio en los centros de detención de inmigrantes, pero también para mandar un mensaje a los opositores del Partido Demócrata. Según el medio citado, un oficial de ICE manifestó su preocupación por los potenciales riesgos jurídicos, presupuestarios y de reputación.

El departamento jurídico de ICE rechazó la propuesta.

“Esta fue sólo una sugerencia que se puso sobre la mesa y que se rechazó, lo cual acabó con cualquier discusión a futuro”, dijo un portavoz de la Casa Blanca al Washington Post.

En el pasado reaciente, bastiones demócratas como El Paso, Texas, han sido escogidas por la Patrulla Fronteriza para liberar a cientos de inmigrantes. Frecuentemente, abandonándolos en paradas de autobús.

En diciembre, organizaciones civiles y eclesiásticas se dijeron abrumadas ante la oleada de inmigrantes liberados por ICE que estaban recibiendo en sus refugios. Un solo refugio en cinco días recibió a 1.300 migrantes liberados.

Situaciones similares se han repetido en los últimos meses en ciudades con mayorías demócratascomo Tucson y Phoenix en Arizona.

“No se puede sobrestimar hasta dónde llega el cinismo y la crueldad de esta administración”, dijo una portavoz de Pelosi, quien es presidente de la Cámara de Representantes. “Su uso de seres humanos, incluidos niños pequeños, como peones en su maltrecho juego para perpetuar el miedo entre los inmigrantes y demonizarlos es despreciable”.