Cómo superar los bloqueos sexuales para tener una vida placentera

La mayoría de los bloqueos son mentales y su solución es más sencilla de lo que puedes imaginar
Cómo superar los bloqueos sexuales para tener una vida placentera
Foto: Shutterstock

Ya sea en hombres o mujeres, es común que la incapacidad o dificultad para mantener relaciones sexuales cause vergüenza y frustración. El aspecto positivo es que si conocemos la causa y la solución de los bloqueos, podremos lidiar con ellos de forma más efectiva.

Cómo se puede identificar un bloqueo sexual

El bloqueo sexual es una situación que se da cuando una persona no logra mantener relaciones sexuales, a pesar de intentarlo, porque tiene pensamientos contradictorios, traumas o problemas en otros aspectos de su vida.

Causas más frecuentes

  • Traumas pasados
  • Estrés
  • Situaciones incómodas
  • Desgaste físico y mental
  • Creencias antiguas
  • Desconocimiento
  • Presión por cumplir altas expectativas sexuales
  • Problemas externos (laborales, familiares, económicos, entre otros)
Shutterstock.com

Alternativas para superar un bloqueo sexual

  • Practicar ejercicios de respiración y yoga: por increíble que parezca, la respiración puede aumentar el deseo, por ello la meditación y el yoga, además de aliviar el estrés, favorece la excitación.
  • Asistir a un psicólogo: En el caso de los traumas no resueltos o las creencias muy estrictas, es recomendable asistir a un especialista que sepa cómo afrontar estos bloqueos.
  • Tomar descansos oportunos: el cansancio tanto físico como mental genera bloqueos. Para evitarlo debemos asignar un tiempo específico que dedicaremos al descanso.
  • Analizar el sistema de creencias: en ocasiones, tenemos ideas que han pasado de generación en generación y las tomamos como verdad sin analizarlas. Este tipo de creencias es necesario que las pongamos a prueba para que no limiten nuestra vida sexual.
  • Realizar actividad física: nos ayuda a drenar aquellos sentimientos negativos que afectan a la hora del sexo como el estrés, la ansiedad o la rabia.

El diálogo también puede ser la clave. Conversa con tu pareja, y entre ambos encuentren el apoyo para mejorar su vida sexual.