Ordenan inspeccionar construcciones en NYC tras ola de muertes de obreros

El Departamento de Edificios enviará 90 inspectores a vigilar las obras, mientras los trabajadores coinciden en que las fatalidades ocurridas en la última semana pudieron evitarse
Ordenan inspeccionar construcciones en NYC tras ola de muertes de obreros
Trabajadores de la construcción opinan sobre las recientes muertes de obreros.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Un año y medio después de que el Concejo Municipal aprobara una ley que exige que para el 2020 todos los trabajadores de la construcción tengan obligatoriamente, al menos 40 horas de capacitación en asuntos de seguridad, la preocupación por la reciente ola de fatalidades en esa industria, sigue reinando entre activistas y obreros. Ellos insisten en que el entrenamiento hace la diferencia entre la vida y la muerte, por lo que urgen a las autoridades municipales y a las compañías constructoras acelerar los programas educativos sobre seguridad.

Aunque las muertes la semana pasada de Gregory Echevarría, de 37 años, aplastado por una grúa, el ecuatoriano Nelson Salinas, de 51 años, quien murió reparando la fachada de un edificio y del mexicano Érick Mendoza, de 23 años, mientras trabajaba en el techo de un edificio de 13 pisos en Brooklyn, todavía son materia de investigación, trabajadores coinciden en que las capacitaciones son esenciales para estar a salvo en un trabajo que tiene muchos riesgos.

Y ante la gravedad de los hechos ocurridos en los últimos días, este lunes el comisionado interino del Departamento de Edificios (DOB), Thomas Fariello, anunció que la Ciudad revisará minuciosamente los sitios de construcción para garantizar que los empleadores no están poniendo en riesgo la vida y seguridad de los trabajadores. Se planea visitar unos 5,000 sitios de construcción y aquellas obras que no cumplan con las normas de seguridad, podrían enfrentar multas de hasta $25,000.

Mario Casas (centro) Trabajadores de la construcción opinan sobre las recientes muertes de obreros.

El funcionario anunció el despliegue inmediato de más de 90 inspectores del DOB en los cinco condados, que tendrán la labor de realizar barridos de seguridad en las obras, al tiempo que pretenden educar a los trabajadores sobre la importancia de las normas de seguridad.

Una muerte en una obra en construcción en nuestra ciudad es demasiada“, dijo el comisionado Fariello. “Encontramos que la mayoría de los accidentes de construcción podrían haberse prevenido con las precauciones de seguridad adecuadas en las obras. Es por eso que estamos barriendo los sitios de construcción en toda la ciudad, y tomando medidas de aplicación de la ley agresivas cuando encontramos que estas precauciones están siendo ignoradas”.

El funcionario destacó que junto a varias unidades de vigilancia de seguridad, los inspectores del DOB emitirán órdenes de acciones de cumplimiento si observan violaciones de seguridad e incluso cerrarán los sitios de construcción si encuentran fallas de seguridad graves. Entre otras cosas, los supervisores revisarán si en las obras siguen las precauciones de seguridad de andamios y grúas de construcción y los sistemas de protección contra caídas.

El entrenamiento hace la diferencia

“Es obvio que haciendo lo que hacemos muchas veces tenemos miedo, pero cuando contamos con el entrenamiento necesario, como es nuestro caso aquí, podemos sentirnos seguros de que no va a pasar nada”, asegura Andrés Silva, quien actualmente trabaja en la construcción de un edificio de más de 30 pisos en Long Island City. “Yo tengo 20 años trabajando en construcciones y puedo asegurar que cuando la gente está preparada sobre cómo manejar su seguridad, los riesgos se pueden controlar”.

Entre tanto, el concejal Robert Cornegy, presidente del Comité de Vivienda y Edificios del Concejo Municipal lamentó que en la Gran Manzana todavía existan muertes de trabajadores por falta de medidas estrictas en la seguridad.

“Estos hechos son un escalofriante recordatorio del peligro al que están sometidos día a día los hombres y mujeres que construyen nuestra ciudad. Y también un recordatorio de la importancia de implementar los mandatos de capacitación en seguridad en las obras de construcción, como lo manda la Ley Local 196 de 2017, que será una forma de vital importancia para prevenir futuras muertes como estas”, agregó Cornegy.

Andres Silva. Trabajadores de la construcción opinan sobre las recientes muertes de obreros.

José Yuquilema, quien lleva seis años en el negocio de la construcción, aseguró que la principal responsabilidad de seguir las normas de seguridad es de los trabajadores, pero advirtió que en algunos casos los dueños de las obras no asumen esa obligación, por lo que hizo un llamado a sus colegas del gremio.

“Cuando tenemos entrenamiento que necesitamos las cosas van a estar seguras. Yo en mi trabajo no me siento inseguro, pero creo que los trabajadores a los que no les den entrenamiento deben exigirlo porque se trata de sus propias vidas”, dijo el ecuatoriano, país del que provienen muchos de los trabajadores latinos de construcción en la Gran Manzana.

Asimismo, el mexicano José Casas, quien trabaja en construcción hace tres años, destacó que otro punto importante es laborar con la norma de “cuidarse a uno y cuidar a los compañeros”.

“Aquí siempre estamos trabajando con el entrenamiento que nos dan y parte de nuestra responsabilidad es estar mirando también a los otros por si existe alguna eventualidad”, dijo el trabajador.

Roberto Thompson, otro trabajador de la construcción de los edificios nuevos que se están levantando en Long Island City, en Queens, también reiteró que es fundamental seguir los protocolos de seguridad, y dijo que en los 10 años que lleva en la industria ha aprendido que incluso las multas a muchos empleados los hacen cumplir con más rigor las normas.

“Uno sabe que debe cuidarse y cuando está entrenado mejor lo hace y uno también sabe que si no lleva casco, le van a poner una multa de $100 y si no tiene equipo, van a poner multa de $500 y eso lo va a tener que pagar el jefe y nadie quiere estar mal con el jefe”, dijo el joven.

Piden reforzar el cumplimiento de la ley

Lucía Gómez, líder de organizaciones sindicales de trabajadores de la construcción, advirtió que urge que la Ciudad implemente de una vez por todas la ley que obliga a los empleadores de las obras a dar entrenamiento de seguridad.

“Las medidas de seguridad que se pasaron hace casi dos años atrás estaban supuesta a ser implementadas paso a paso, y nadie sabe a qué nivel se está dando y esa debe ser una prioridad”, dijo la líder laboral, quien advirtió que si no se toman acciones inmediatas, el número de fatalidades que en los últimos 10 años supera las 500 y los miles de heridos, va a seguir creciendo.

Roberto Thompson. Trabajadores de la construcción opinan sobre las recientes muertes de obreros.

“Creo que los tres trabajadores que fallecieron en la última semana no eran empleados de sindicato y en esos casos se cometen más descuidos porque muchos patronos no entregan ni el entrenamiento ni los equipos de seguridad ni las condiciones necesarias y es desafortunado que la mayoría de muertes hayan sido hispanos, y en muchas instancias inmigrantes ecuatorianos, y puedo asegurar que si que las leyes se refuercen, Dios no lo quiera, pero va a seguir pasando esto”, recalcó Gómez.

Trabajadores de la construcción opinan sobre las recientes muertes de obreros.

Consulado ecuatoriano ofrece apoyo

El Consulado ecuatoriano ha identificado que dentro de la industria de la construcción en Nueva York, los ecuatorianos son un grueso importante en la mano de obra, por lo que desde hace un buen tiempo ofrecen talleres gratuitos de normas de seguridad y OSHA para quienes deseen recibir esa formación.

Así lo dio a conocer la cónsul de Ecuador en la Gran Manzana, Linda Machuca, quien destacó que cuando las personas se entrenan, las fatalidades pueden prevenirse.

“Siempre es lamentable mirar con gran frecuencia que la gran mayoría de calamidades son nuestros compatriotas latinos y especialmente ecuatorianos, y eso se mide con claridad por los accidentes que hemos visto que se han desarrollado desde hace algún tiempo y lo que queremos es prevenir que estas situaciones se sigan dando y trabajamos en la formación y preparación de clases gratuitas”, dijo la diplomática.

“De paso les damos información en el área de construcción para que conozcan y tengan miradas más amplias de sus derechos, aun si se encuentran en estado irregular en este país y los apoyamos en caso de que se produzcan accidentes y calamidades de situaciones con su trabajo como cuando sabemos que hay una persona que ha fallecido y no cuenta con los recursos, también el gobierno nacional cuenta con fondo de traslado de cuerpo”, agregó la cónsul, advirtiendo que quienes deseen tomar los talleres pueden inscribirse en el Consulado en la oficina del 24-15 Queens plaza North en la oficina de servicios comunitarios.

Fatalidades en obras de construcción:

  • 3 trabajadores murieron la semana pasada.
  • 12 trabajadores murieron en 2018.
  • 761 heridos en 2018.
  • 13% más que en 2017, cuando se reportaron 671 heridos.
  • 20 trabajadores murieron en el 2017.
  • 12 trabajadores perdieron la vida en el 2016.
  • 12 trabajadores perdieron la vida en el 2015, pero OSHA afirma que la cifra llegó a 18.
  • 55 trabajadores perdieron la vida en NY entre el 2011 y el 2015.
  • Casi 500 muertes han ocurrido en los últimos 10 años.
  • 250 inspectores del DOB adicionales hay desde 2015.
  • 90 más fueron puestos en la calle para vigilar 5,000 obras en las próximas semanas.
  • 25,000 de multas y cierre de obras, enfrentan los sitios que no cumplan las reglas de seguridad.