Aprueban ley de entrenamiento que busca evitar muertes de obreros

El Concejo Municipal votó por mayoría a favor de la ley 1447-C que obliga dar adiestramiento de seguridad a trabajadores de la construcción
Aprueban ley de entrenamiento que busca evitar muertes de obreros
Trabajadores de la construcción en la demostración en la Alcaldía para exigir más seguridades en las obras en construcción.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Portar el equipo de seguridad en el lugar de trabajo no ayuda a salvar vidas si los trabajadores no cuentan con el entrenamiento para usarlo adecuadamente. Este podría ser el caso de Juan Chonillo y Joseph Pacheco, quienes murieron en accidentes laborales la semana pasada en Manhattan.

Ambos portaban sus arneses, pero ninguno estaba conectado a la llamada ‘línea de vida’ anclada al edificio, lo que sostiene al trabajador cuando se precipita al vacío.

Esta es la clase de casos que busca evitar la ley 1447-Caprobada este miércoles por el Concejo Municipal con la mayoría de votos.

“El entrenamiento es importante, pero también es importante penalizar la negligencia de los empleadores. No podemos permitir que los trabajadores continúen muriendo en sus lugares de trabajo”, dijo Manuel Castro, director ejecutivo de New Immigrant Community Empowerment (NICE), una de las organizaciones que impulsó la ley 1447-C, que requiere entrenamientos a los obreros de entre 40 a 55 horas sobre temas de seguridad.

Ligia Guallpa, directora ejecutiva del Proyecto Justicia Laboral (WPJ), comentó que es común que los trabajadores reciban de sus empleadores el equipo de seguridad, pero ninguna clase de entrenamiento para usarlo y así salvar sus vidas en caso de accidente.

“Muchos trabajadores creen que están protegidos con solo portar el arnés, pero no saben que éste debe estar enganchado a la línea de vida, que lo sostiene cuando cae hasta que es rescatado”, explicó Guallpa. “La ley 1447-C puede ayudar a salvar vidas. Los trabajadores entrenados saben cómo actuar en una situación de riesgo”.

Al mismo tiempo que se votaba la ley, miembros de NICE, New York Immigration Coalition (NYIC), La Colmena y trabajadores de varios sindicatos se congregaron frente a la Alcaldía para demandar justicia en los casos de Chonillo y Pacheco. “Chonillo no murió, el sistema le falló” y “vivos trabajaron, vivos los queremos” fueron las consignas enarboladas por los trabajadores durante la manifestación.

“Es un momento histórico para los trabajadores que están construyendo esta ciudad. Ellos merecen un entrenamiento exigido por la ley. Hemos hablado de esto por años, hablamos de vidas que se perdieron por un fallo del sistema”, dijo el concejal Carlos Menchaca, uno de los promotores de la nueva legislación, la cual comenzó a formularse desde enero y no se aprobó hasta lograrse el consenso de los defensores, organizaciones y sindicatos.

Aprobar leyes y que se cumplan realmente

“Siento tristeza y enojo de saber que ‘Joe’ (Joseph Pacheco) pudo haber vivido. Todo hubiera sido diferente para su familia si él hubiera estado bien enganchado al edificio”, dijo Gabriel Biesecker, un vecino de Pacheco. “Lo saludaba algunas veces cuando iba al trabajo. Aunque hablábamos poco, sé que era una buena persona, muy tranquilo”.

Pacheco, de 45 años y residente de El Bronx, perdió la vida el pasado jueves al caer desde un tercer piso hiriendo seriamente a otro trabajador. El incidente ocurrió en la Novena avenida cerca de la calle 33 oeste, en Manhattan.

Juan Chonillo, un ecuatoriano de 43 años, residente en Queens, también falleció ese mismo día, cuando aparentemente perdió el equilibrio al tratar de engancharse al broche de seguridad, mientras estaba trabajando en la plataforma del piso 29 de la torre residencial de lujo 1 Seaport, en el Bajo Manhattan.

Olivia Soto, la pareja de Chonillo, pidió al Concejo Municipal y al Departamento de Edificios (DOB) leyes y sanciones más rigurosas.

“No se trata nada más de aprobar leyes, sino asegurarse de que se cumplan realmente y castigar al que las viole poniendo en riesgo la vida de los trabajadores”, dijo Soto, una miembro de NICE.

Exigen castigo a los subcontratistas

Aunque Joseph Pacheco murió en un área de construcción con licencias otorgadas a la empresa Tishman Construction, según registros del DOB, el electricista trabajaba para E-J Electric, un subcontratista.

“Es un problema frecuente en los accidentes de construcción. Los subcontratistas responsabilizan a las empresas con las licencias y viceversa. Creemos que el nuevo paso el terreno legislativo es impulsar una medida que penalice a todos los involucrados”, dijo Guallpa.

Entre tanto, Castro comentó que lo ideal es que el DOB retire las licencias y permisos a las empresas y subcontratistas que incurran en violaciones, especialmente si reinciden.

Tishman Construction dijo en un comunicado que “colabora activamente con todas las agencias relevantes en la investigación”. E-J Electric no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Puntos de la nueva ley de protección:

  • Establece requisitos de entrenamiento de seguridad en el sitio para los trabajadores en la mayoría de los sitios de construcción (excluyendo los edificios con solo 1-3 unidades de vivienda o trabajo menor).
  • Requiere que los trabajadores reciban entrenamientos de entre 40 a 55 horas sobre temas de seguridad. Estas horas serán especificadas por el Departamento de Edificios (DOB) y serán introducidas gradualmente.
  • Permite a los trabajadores cumplir con su requisito de capacitación completando un programa de capacitación alternativo, como un programa de aprendizaje, pero sólo si el DOB determina que ese programa es equivalente o más extenso que los requisitos estándares de capacitación de seguridad.
  • Permite a los trabajadores continuar trabajando mientras completan la capacitación. Después de completar 10 horas de entrenamiento inicial, los trabajadores serán elegibles para recibir tarjetas temporales que les autorizarán trabajar en sitios de construcción mientras completan el resto de la capacitación requerida.
  • El Departamento de Servicios de Pequeñas Empresas también desarrollará un programa de capacitación para asegurar que todos los trabajadores tengan igual acceso a los recursos de capacitación, en particular a los trabajadores que pueden tener más dificultades para cubrir los costos de capacitación de sus empleadores trabajadores de pequeños contratistas.
  • $4 millones de dólares costará el plan de entrenamientos en el 2018
  • $1 millón sera reservado por la Ciudad para los costos administrativos

Cifras de trabajadores muertos

  • 8 trabajadores de construcción han muerto en NY en lo que va del 2017, la mayoría hispanos.
  • 12 trabajadores perdieron la vida en el 2015, aunque OSHA afirma que la cifra llegó a 18.
  • 12 trabajadores perdieron la vida en el 2016.
  • 55 trabajadores perdieron la vida en NY entre el 2011 y el 2015.
  • 464 muertes han ocurrido en los últimos 10 años.
  • 435 trabajadores resultaron heridos por estar expuestos a situaciones riesgosas el año pasado.
  • 250% ha aumentado los accidentes de trabajadores en los últimos años.
  • 90% de los accidentes han ocurrido entre trabajadores que no pertenecen a uniones sindicales.
  • 57% de los trabajadores muertos por caídas son latinos.
  • 59% de las fatalidades en la Gran Manzana son causadas por caídas, la causa más común de la muerte de obreros.

La investigación continúa

El Departamento de Edificios (DOB) reveló nuevos detalles de la investigación de los casos.

Datos del DOB sobre la muerte de Chonillo, ocurrida en el 161 Maiden Lane:

-Los trabajadores estaban levantando el encofrado de hormigón del piso 28, que ya había sido construido, para que pudieran comenzar a trabajar en el piso 29. El trabajador que murió estaba en el borde superior cuando cayó.

-El trabajador llevaba un arnés de seguridad, pero no estaba conectado a una línea de seguridad anclada al edificio.

-Entendemos que de la tripulación que trabaja en esta operación, el trabajador que cayó fue el único que no estaba atado adecuadamente.

– Se ha emitido la orden de frenar totalmente el trabajo de construcción en el lugar.

-Las violaciones y acciones adicionales se ejecutarán hasta que se complete la investigación del DOB.

Datos sobre la muerte de Pacheco, ocurrida en el 400 West de la calle 33:

-El brazo del ascensor golpeó un montante vertical al nivel del suelo, esto hizo que los dos trabajadores en el interior fueron lanzados al vacío.

-Los trabajadores llevaban arneses de seguridad, pero no estaban conectados a líneas de seguridad ancladas al edificio.

– Se ha emitido la orden de frenar totalmente el trabajo de construcción en el lugar.

-Las violaciones y acciones adicionales se ejecutarán hasta que se complete la investigación del DOB.