Prohíben publicidad de alcohol en Nueva York

Una Orden Ejecutiva del alcalde que entró en vigencia de inmediato elimina todo anuncio de bebidas alcohólicas en espacios que son propiedad de la Ciudad

NUEVA YORK.- Una Orden Ejecutiva emitida este martes por el alcalde, prohibió la publicidad de alcohol en todos los espacios púbicos de Nueva York, que son propiedad de la Ciudad, incluidas las paradas de autobuses, estaciones del Metro, cabinas telefónicas, las pantallas Wi-Fi LinkNYC, quioscos y sitios de reciclaje.

El alcalde Bill de Blasio durante el anuncio dijo que la orden ejecutiva entrará en vigencia de inmediato, lo que significa que cualquier contrato futuro o renovación de uno existente, debe excluir el alcohol de los anuncios. El ejecutivo explicó que los anuncios existentes en estos espacios podrán permanecer hasta que finalicen los términos del contrato. Además, los lugares que actualmente tienen permitido vender alcohol, como restaurantes, estadios y salas de conciertos, están exentos de la prohibición.

“No hay duda de que muchos neoyorquinos luchan con problemas graves de abuso de sustancias, entre ellos el consumo excesivo de alcohol. Esta orden que prohíbe los anuncios de bebidas alcohólicas de los espacios que son propiedad de la Ciudad, reafirma nuestro compromiso con la equidad de salud y nuestra postura para proteger el bienestar de los neoyorquinos”, dijo el alcalde De Blasio.

A través de un comunicado, el despacho del alcalde justificó la medida señalando que, la alta exposición a los anuncios de alcohol, puede llevar a una mayor probabilidad y cantidad de consumo de alcohol, especialmente entre los jóvenes. Mientras más jóvenes comiencen a beber, mayor será la probabilidad de desarrollar trastornos del consumo de alcohol en la edad adulta.

“Mucha gente en nuestra ciudad lucha con el consumo excesivo de alcohol, y los anuncios irresponsables de estos productos empeoran el problema, especialmente cuando se dirigen a comunidades minoritarias”, dijo la Primera Dama Chirlane McCray. “Hoy, la ciudad de Nueva York está tomando una posición para proteger la salud y el bienestar de todas nuestras comunidades”.

De acuerdo con información de la alcaldía, los estudios también encuentran que los jóvenes que beben también son más vulnerables al impacto de los anuncios publicitarios que los adultos, y los de 15 a 20 años son los más susceptibles.

La vicealcaldesa de Salud y Servicios Humanos, la doctora Herminia Palacio destacó que la Orden Ejecutiva cierra un vacío y reafirma el compromiso de la Administración, de impulsar políticas que promuevan la equidad en la salud y construyan comunidades más sanas.

A principios de abril, el Departamento de Salud e Higiene Mental de la Ciudad de Nueva York lanzó una campaña mediática sobre estrategias para un consumo más seguro. El video incluye varios consejos para evitar el consumo, separar las bebidas a lo largo del tiempo; beber agua entre bebidas alcohólicas; comer alimentos mientras se bebe alcohol; y beber con moderación.

“En la ciudad de Nueva York, vemos demasiadas muertes relacionadas con el alcohol”, dijo el Comisionado de Salud, Dr. Oxiris Barbot. “Sabemos que la exposición a la publicidad puede llevar a beber más alcohol, más a menudo, un comportamiento que puede ser dañino e incluso fatal”.

En 2016, hubo más de 110,000 visitas al departamento de emergencias relacionadas con el alcohol en la ciudad de Nueva York. En el mismo año, casi 2,000 neoyorquinos murieron por causas atribuibles al alcohol, incluidas enfermedades hepáticas, muertes por accidentes y cánceres relacionados con el alcohol, como cánceres hepáticos y esofágicos.

En 2017, casi 1 de cada 5 neoyorquinos reportó beber en exceso en al menos una ocasión en el último mes. East Harlem tiene la tasa más alta de hospitalizaciones relacionadas con el alcohol, más de cinco veces mayor que la tasa del Upper East Side.

Dónde encontrar ayuda

Los neoyorquinos que buscan apoyo o tratamiento para problemas de consumo de alcohol para ellos o para sus seres queridos pueden comunicarse con NYC Well llamando al 1-888-NYC-WELL, enviando mensajes de texto “WELL” al 65173 o visitando nyc.gov/nycwell. El soporte gratuito y confidencial está disponible a cualquier hora del día en más de 200 idiomas.