Es hora de revisar tu plan 401(k)

 

El secreto del éxito del ahorro en los planes de jubilación 401(k) ha sido durante mucho tiempo navegar en velocidad de crucero. Te inscribes automáticamente cuando te unes a la compañía, el dinero se deposita regularmente en una cartera de inversión, por lo general, un fondo de retiro con fecha determinada, y dejas que las cosas funcionen solas.

Ha sido fácil seguir con este enfoque de no intervención a lo largo de la mayor parte de la década pasada, porque el mercado de valores ha brindado buenos resultados.

Pero tu declaración de fin de año de 2018 puede mostrar algo muy diferente: un rendimiento negativo. El año pasado, las acciones cayeron fuertemente durante el cuarto trimestre, un 13.5%, aunque el mercado repuntó parcialmente en enero.

Por supuesto, las caídas del mercado son parte de un ciclo de mercado normal. Sin embargo, es un recordatorio de que mantenerte encaminado hacia una jubilación cómoda significa realizar ajustes periódicos a tu cartera durante la marcha.

“Si no has revisado tu plan 401(k) últimamente, es posible que ya no refleje el nivel de riesgo que deseas tomar ni tu situación financiera actual”, dice Andrew Sloan, un planificador financiero certificado en Louisville, Kentucky.

Sin embargo, la mayoría de las personas rara vez ajustan sus cuentas. Solo el 12% de los participantes del plan 401(k) hizo algún ajuste en sus planes en el año 2017, de acuerdo con un reciente estudio de Vanguard, que era el mismo porcentaje que lo hizo el año anterior.

Correcciones clave del rumbo

Al darle una revisada a tu plan ahora, puedes disminuir los gastos de impuestos de este año y mejorar tus probabilidades de alcanzar tus metas de jubilación a largo plazo. Aquí hay 5 pasos simples para seguir:

1. Analiza el panorama general. No reacciones exageradamente ante las recientes pérdidas de inversión. Por supuesto, la caída del mercado afectó incluso a carteras bien diversificadas, como los fondos de jubilación con fecha determinada. El fondo con fecha determinada promedio de 2020, dirigido a los que se jubilarán el próximo año, cayó un 4.5% en 2018, según datos de Morningstar.com, mientras que el fondo promedio de 2050, diseñado para quienes tienen unos 30 años, cayó un 8.52%.

A pesar de eso, tu balance general puede haber crecido gracias a esas contribuciones automáticas constantes. Y, a largo plazo, el fondo con fecha determinada promedio ha arrojado ganancias sólidas. El fondo típico de 2020, por ejemplo, obtuvo un promedio anualizado de 4.5% en los últimos 3 años.

“Recuerda que eres un inversionista a largo plazo, por lo que experimentarás muchos ciclos de mercado en las próximas décadas”, dice Christine Benz, directora de finanzas personales de Morningstar.com.

Tu mejor estrategia es asegurarte de que tu plan financiero esté actualizado. Si no lo has revisado desde que comenzaste a ahorrar, es posible que haya cambiado mucho; quizás te casaste, cambiaste de trabajo o planeas jubilarte pronto. Eso puede implicar que tus objetivos financieros, así como tu combinación de activos, deben ajustarse. 

Si tu cónyuge tiene un 401(k), asegúrate de que ambas carteras estén sincronizadas con tu combinación general de activos. Puedes utilizar las herramientas del plan para evaluar las carteras. Si tienes planes 401(k) antiguos en los planes del ex empleador, considera consolidarlos.

2. Mejora tus aportes. El ahorrador de 401(k) típico ahorra alrededor del 6% de la paga, según Vanguard. No obstante, como revela un estudio del Centro para la Investigación de la Jubilación de Boston College, el hogar típico necesita ahorrar alrededor del 15% de la paga para proporcionar suficientes ingresos para vivir cómodamente durante la jubilación.

Así que aumenta tus contribuciones tanto como puedas. Como mínimo, guarda lo suficiente para obtener el aporte total de tu empleador, que generalmente es del 50% del primer 6% de la paga. Luego, aumenta gradualmente tu tasa de aporte 1 o 2 puntos porcentuales cada año o cada vez que recibas un aumento.

“Tu objetivo debería ser maximizar tus aportes”, dice Maria Bruno, jefa de investigación de planificación patrimonial de los Estados Unidos en Vanguard. En 2019, el límite máximo de aporte de 401(k) para la mayoría de los trabajadores es de $19,000, pero los mayores de 50 años pueden ahorrar $6,000 adicionales en aportes de actualización.

Ahorrar más puede costar un poco menos de lo que piensas. Si ganas $60,000 e inviertes el 10% del salario, tu sueldo semanal se reducirá $115. Pero si estás aportando antes de los impuestos, también recortarás tus impuestos federales $25 cada semana, si suponemos un recorte de impuestos del 22%. Entonces, el verdadero costo de tu aporte es de solo $90 una vez que tienes en cuenta el recorte de impuestos. (Para ver el impacto impositivo del aumento de tu aporte, prueba la calculadora de ahorro para la jubilación de Vanguard).

3. Ajusta tu combinación de activos.  Dado el largo repunte del mercado de valores, tu cartera puede estar sobrecargada en acciones si no la has estado reequilibrando, dice Bruno. Alguien que comenzó con una combinación de 60-40 acciones y bonos podría tener un 70% o más en acciones a esta altura, a pesar de la reciente caída del mercado.

Mantener esa cantidad en acciones eleva el riesgo de que experimentes pérdidas mucho más graves de las que puedas controlar cuando llegue el próximo mercado bajista. Y, para cualquiera que se acerque a la jubilación, ese tipo de contratiempo podría descarrilar sus planes.

Es fácil ajustar tu asignación. Simplemente cambia el dinero suficiente de tus fondos de acciones a tus fondos de bonos para restaurar tu combinación de activos original. Tu plan 401(k) puede incluso ofrecer una herramienta de reequilibrio en línea que lo hará por ti. O puedes cambiar a un fondo con fecha determinada, que te dará una diversificación todo en uno y hará tu reequilibrio automáticamente.  

4. Baja tus tarifas. Muchos planes 401(k) ahora ofrecen más opciones de inversión de bajo costo que antes, incluidos los fondos indexados y los fondos de inversión a precios institucionales (es decir, económicos). Sin embargo, si has estado invirtiendo durante más de unos años, podrías tener una cartera que incluya fondos administrados activamente, que a menudo imponen tarifas más altas. La reducción de tus tarifas es la forma más sencilla de aumentar tus reembolsos, dice Benz.

Así que mantente alerta a los fondos 401(k) con un precio más razonable en tu plan. En los planes 401(k) de compañías grandes, los fondos suelen cobrar menos de 0.5%. Pero probablemente puedas hacerlo mejor. Las tarifas para los fondos indexados de base amplia son a menudo de 0.10% o menos.

5. Aprovecha los nuevos servicios 401(k). El bienestar financiero general de los trabajadores, incluida su capacidad para manejar el presupuesto y la deuda, se ha convertido en una prioridad para varios empleadores. Según una encuesta reciente realizada por los consultores de beneficios de Alight Solutions, el 67% de las compañías actualmente implementa al menos una herramienta de bienestar financiero y es probable que el 59% agregue una.

Esta asistencia a menudo incluye herramientas y servicios en áreas tales como aspectos básicos de inversión, gestión de deudas y planificación financiera. “Los empleadores están cada vez más enfocados en ofrecer ayuda financiera con asuntos que puedan surgir más allá de la jubilación”, dice Rob Austin, director de investigación de Alight Solutions.

Para averiguar qué herramientas y orientación ofrece tu empleador, consulta tu departamento de beneficios o visita el sitio web de tu plan 401(k). “Tiene sentido aprovechar al máximo toda la ayuda que puedas obtener”, dice Benz.

Inscríbete para recibir Lo último – nuestro boletín mensual. Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.

Consumer Reports is an independent, nonprofit organization that works side by side with consumers to create a fairer, safer, and healthier world. CR does not endorse products or services, and does not accept advertising. Copyright © 2019, Consumer Reports, Inc.

Consumer Reports no tiene ninguna relación financiera con los anunciantes en este sitio. Consumer Reports es una organización independiente sin fines de lucro que trabaja junto a los consumidores para crear un mundo justo, seguro y saludable. CR no apoya productos o servicios y no acepta publicidad. Copyright © 2018, Consumer Reports, Inc.