Revelan que dijo Obama cuando conoció victoria de Trump en 2016. Hillary está que arde

Obama culpó a Hillary Clinton por hacer una campaña "sin alma"
Revelan que dijo Obama cuando conoció victoria de Trump en 2016. Hillary está que arde
Obama tomó la derrota de Hillary Clinton como un "insulto personal"
Foto: Sean Gallup / Getty Images

La actualización de un libro de un periodista del New York Times revela que dijo y sintió el presidente Barack Obama al conocer la victoria de Donald Trump en la elección de 2016.

El ex presidente Obama vio la derrota de la candidata presidencial demócrata Hillary Clinton en 2016 como un “insulto personal” y una derrota de su propio legado, según las nuevas actualizaciones del libro publicado inicialmente en 2017.

Las actualizaciones de libro de Peter Baker, “Obama: The Call of History“, fue publicada por el Daily Mail, y detallan cómo el presidente demócrata estalló en ira en los días posteriores a la derrota de Hillary Clinton.

Para Obama la derrota de Hillary se debió a su incapacidad de traducir los éxitos de su gobierno en un mensaje que llevara la gente a las urnas.

“Puede que Obama no haya estado en la boleta electoral, pero fue difícil no ver la votación como un ‘insulto personal’, como lo había llamado en la campaña”, escribe Baker, según Fox New.

“Esto duele”, dijo Obama después de la elección, según Baker. “Esto duele.”

“Luchando con los resultados de la elección, Obama se encontró pensando que el pueblo estadounidense” simplemente no podría haber decidido reemplazarlo por un bufón cuyo record estaba lleno de bancarrotas, matrimonios en serie y comentarios racistas”, continuó Baker.

“Tengo una economía bien preparada para él. No hay hechos. No hay consecuencias. Pueden tener una caricatura”, dijo Obama a un asistente después de la elección, según el libro.

Baker escribió que Obama le echó mucha culpa a su ex secretaria de Estado Hillary Clinton, quien el ex presidente pensó que ejecutó una campaña “sin alma”.

“Nadie la obligó a tomar cientos de miles de dólares de Goldman Sachs y otros pilares de Wall Street para discursos”, escribe Baker. “Nadie la obligó a dirigir una campaña sin alma y con un guión que probó ochenta y cinco lemas antes de encontrar ‘Stronger Together’. “